Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Aleja la amargura de tu vida

De acuerdo a un estudio del Institute of Heart Marth, el corazón actúa como conductor emocional e irradia cómo te sientes hasta cada célula del cuerpo a través de su campo electromagnético. Este campo de energía se puede detectar desde 1.5 metros hasta 3 metros de distancia. Por lo que, lo que se siente o el estado de humor que se tenga y se piensa es algo privado, ¿será un secreto a voces?iStockphoto/Thinkstock

Las emociones pueden ser una especie de brújula en la toma de decisiones cotidianas, así como de aquellas que tienen un mayor impacto en las esferas de la familia, el trabajo y de la pareja, ya que de la manera en la que resolvamos, por ejemplo, el enojo o la frustración, el clima laboral se verá o no afectado y ni qué decir, si hay una diferencia de opinión con alguien con quien se convive frecuentemente.

Rozzana Sánchez, catedrática de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), explica que una emoción es un estado experimentado, una reacción subjetiva al ambiente acompañada de cambios fisiológicos y endocrinos innatos, influidos por la experiencia y agrega que las emociones son más breves e intensas y su diferencia con los sentimientos, es que estos últimos son más moderados y duraderos.

La especialista comenta que las emociones son parte de nuestra esencia humana y que tienen una función adaptativa de nuestro organismo al medio que nos rodea, por lo que la forma en que respondamos a ellas será definitiva en nuestro ánimo.

Nada oculto bajo el sol

“Amanda trabaja en la recepción y creo que es un trabajo difícil por el número de personas con las que tiene que tratar a diario, sin embargo, siempre recibe a los colaboradores con una hermosa sonrisa y un saludo amable”, comenta Ana Cristina y agrega: “Siempre se ve alegre, tiene una presencia hermosa”.

En los centros de trabajo es común que existan personas que mantengan un trato difícil con sus compañeros y que incluso, sean ‘temidos’ por la ausencia de modales o alarde de nepotismo con la que llevan sus relaciones laborales, y andan en los pasillos con un discurso físico que piensan transmite de manera correcta su lugar dentro de la organización, sin detenerse a reflexionar que las frustraciones o pendientes personales también se asoman.

Hay aquellos también, que por la manera en la que se desenvuelven son gente facilitadora y buenos coequiperos, ya que se encuentran alejados del conflicto; y esto no se puede inventar ni tampoco fingir. Jon Gordon, autor del libro El Bus de la energía de Editorial Empresa Activa, explica: “Emitimos nuestra energía positiva o negativa en cada momento del día, a través de nuestro corazón, y los demás captan y recogen esta señal”.iStockphoto/Thinkstock

El autor expone que esta es la razón por la cual hay expresiones como ‘tiene un gran corazón’ o ‘pone su corazón en el trabajo’, “ya que todos andamos arriba y abajo emitiendo nuestros sentimientos con energía, y si esa energía es positiva, negativa, excitada, tranquila, furiosa o nerviosa, todos lo perciben”.

Sería estupendo imaginar un día sin tropiezos ni encuentros desafortunados con personas que parece llevan nuestro manejo del enojo al límite, la tarea está en responsabilizarnos de aquello que sentimos y hacer que ninguna de las experiencias nos haga daño o convierta nuestro corazón, en un emisor de algo que no queremos.

Ana Cristina comenta que Amanda lleva varios años trabajando para la misma empresa, y que no duda que haya vivido enojo e incluso desilusión de sus compañeros debido al tipo de labor que tiene, pero que lo valioso de Amanda es que nada permea en su actitud ni en sus relaciones con los demás, “siempre que la ves, la verás sonriendo”, concluye.

“La perseverancia es el motor del éxito”

También podría gustarte
Comentarios