Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Alimentos que encienden la pasión

Los afrodisíacos son alimentos (o fármacos) que supuestamente aumentan la energía sexual. Aunque se sigue investigando el tema, todavía no hay la total certeza de que tengan una incidencia real sobre la sexualidad… pero si crees que la tiene, seguramente así será. Pruébalos con tu pareja y juntos descubran cuáles prefieren, como una forma de prepararse para el sexo.
Quizá parte de su encanto radique en que, al comerlos sabiendo que se les considera afrodisíacos, uno se predispone para el despertar del deseo. Lo cierto es que tanto su sabor y sus cualidades como tu propia fantasía al prepararlos y comerlos en pareja pueden dar como resultado una noche muy intensa.

Estos son los más recomendados:

Pescados y mariscos



Salmón: Es el más potente y sus efectos son inmediatos.
Arenque: Según los irlandeses este pez parecido a las sardinas, pero de mayor tamaño, funciona muy bien para encender a las personas frías.
Almeja y mejillón: Se pueden comer crudos con limón o cocinados: su efecto estimulante no se ve afectado.
Camarón, langostino, cangrejo y otros crustáceos: Tienen un sabor delicioso y quienes han puesto a prueba su capacidad estimulante dicen que funcionan en minutos.
Caviar: Es uno de los afrodisíacos más caros del mundo. Eso sí: con lo que cuesta, ¡asegúrate de vivir una noche inolvidable!

Plantas y especias



Ajo: Si se toma a diario junto con los alimentos habituales o en forma de cápsulas es una excelente ayuda para los hombres que tienen problemas de erección.
Apio: Contiene feromonas, que son los compuestos químicos que, en forma de olor, atraen al sexo opuesto.
Semillas de calabaza: Son estimulantes del deseo y, por ser ricas en proteínas y aceite, también mantienen la salud de la próstata.
Albahaca: Desde la antigüedad se asocia con la pasión y, en algunos casos, con la fecundidad.
Azafrán: Es de los afrodisíacos de mayor “abolengo”: lo usaban asirios, griegos, fenicios y árabes. Por algo será…
Canela: Además de ser una especia afrodisíaca, es antiséptica y astringente.
Lavanda: Las semillas que ahora sirven para hacer perfumes se usaban antiguamente en la cocina como afrodisíacos.



Otros



Huevos de codorniz: Son considerados muy estimulantes por muchas culturas. Haz la prueba y tú decide.
Alcohol: Tomado en pequeñas cantidades es un vasodilatador: lleva más sangre a los genitales y prolonga la erección, al mismo tiempo que desinhibe y relaja. Sin embargo, tomado en grandes cantidades provoca el efecto contrario.

El más potente: la imaginación



A pesar de lo divertido que puede ser crear platillos con ellos, como dice la canción de Arjona: “el afrodisíaco más cumplidor no son los mariscos sino el amor”. En efecto, la mejor receta para disfrutar una sesión sexual fabulosa es darte permiso para disfrutar y hacer disfrutar a tu pareja, vivir las fantasías de ambos sin culpas, gozar el erotismo personal y romper con la rutina y los prejuicios. Crea con él un espacio de encuentro, de disfrute, de entrega de cariño mutuo. Y si los afrodisíacos les sirven, mucho mejor. Si no, qué importa: ustedes ya disfrutaron.

El significado

Afrodisíaco viene de Afrodita, la diosa griega del amor. Ella nació del mar cuando Cronos castró a su padre Urano y lanzó sus genitales al mar. Del contacto del esperma con la espuma de las olas nació la diosa. Por eso “afrodisíaco” se refiere a todo aquello que provoca el instinto sexual.

Funciona desde hace siglos



Desde el inicio de la historia el hombre ha buscado alimentos mágicos para seducir a su pareja. Por ejemplo, hace siglos se creía que todo alimento nuevo o exótico (en general, que venía del otro lado del mar) poseía una especial carga erótica. A partir del Renacimiento, las investigaciones apoyadas en la química y la farmacología comenzaron a aclarar y dar valor científico a observaciones populares sobre los afrodisíacos… y se descubrió que efectivamente ¡algunos alimentos parecen potenciar el deseo! Culturalmente se atribuye esta capacidad a los que tienen formas de genitales, como los plátanos o las almejas. Sin duda, la persona que los come puede predisponerse al sexo fácilmente, porque su cerebro se dirige hacia ese tema. Y es que sin duda el erotismo es estimulado a través de los sentidos, así como por la fantasía y el mundo interno.

También podría gustarte
Comentarios