Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Aloe Vera tu secreto de salud y belleza

Hemera/Thinkstock
Una planta muy completa
Científicos de todo el mundo han demostrado que el Aloe Vera, también conocido como sábila, contiene minerales, aminoácidos, vitaminas (como la B12, la cual se creía que sólo se encontraba en la carne), enzimas, proteínas, azúcares y estimulantes biológicos.

Beneficios de la cabeza a los pies
• Desde hace siglos, el Aloe Vera ha sido utilizado entre muchas culturas por su eficacia en el tratamiento de quemaduras, heridas y dolores de cabeza.

• El gel natural del Aloe tiene propiedades antibióticas, astringentes, anticoagulantes y estimula el tejido de colágeno para la cicatrización.

• Si aplicas sábila fresca en tu cabello, además de dejarla bien peinada, brillará más, pues lo humecta y repara. En algunos casos, puede evitar la alopecia o calvicie.

• Si te rasguñas con algo o te cortas, Aloe Vera es una buena solución. Cuando se utiliza con regularidad, reduce las costras y la comezón, también mejora la apariencia de las lesiones.

• Para combatir el acné y los granos, la sábila hace milagros. Realiza una prueba de alergia en una pequeña área; si te arde, no la apliques.

• Es un purgante fuerte, que sólo debe usarse bajo prescripción médica. En cantidades pequeñas resulta aperitivo, digestivo y colagogo, es decir, que favorece la eliminación de la bilis.


La ciencia a su favor
• Investigaciones en la Universidad de Baylor (Texas) demostraron que previene y combate las caries dentales.
• En la Universidad de Minnesota comprobaron que, al aplicar Aloe fresco en la superficie de una quemadura de primer grado, se incrementa la regeneración celular.
• Los Laboratorios Carrington dieron a conocer que los polisacáridos del Aloe refuerzan el sistema inmunológico.

Cultívala en casa
• Utiliza una maceta de barro.
• Pon dos dedos de grava, para hacer un drenaje natural en el fondo de la maceta.
• Luego, llénala con tierra normal de jardín, mezclada con turba o tierra de hoja, en partes iguales.
• Cubre la planta hasta el nacimiento de las hojas.
• Colócala en un lugar soleado y cálido con mucha luz.
• Espera dos semanas antes de regarla, así darás tiempo a cicatrizar sus “heridas” durante el trasplante.
• En invierno, protégela del frío.
• La planta de Aloe Vera tiene dos enemigos naturales: el exceso de agua y el frío por debajo de los 0° C.
• Es muy resistente a las plagas y a la falta de agua.
• Cuídala bien, porque ella cuidará tu salud y tu belleza.

También podría gustarte
Comentarios