Alzheimer, un padecimiento que también afecta a familiares

Creatas/ThinkstockDe acuerdo con la Federación Mexicana de Alzheimer, actualmente en México hay cerca de 600 mil personas con la enfermedad y el padecimiento va en aumento, se prevé que en el año 2050 serán alrededor de 100 millones los afectados.

Lo que más agrava la situación es que en nuestro país, este mal tarda en diagnosticarse entre 6 a 7 años después de su primera expresión. De ahí que es urgente lograr su detección temprana, eliminar los factores de riesgo para retardar la velocidad del deterioro y mejorar la calidad de vida.

Algunos de los factores de riesgo para desarrollar este mal son la mala alimentación e inadecuados hábitos sin regulación para comer o dormir. De ahí que los expertos recomienden adquirir hábitos que permitan llevar una vida más sana, porque actualmente tenemos costumbres nocivas para la salud, como es el hecho de que somos el segundo país consumidor de refrescos en el mundo.

Daño a familiares

En este contexto, es necesario considerar que el impacto que tiene el trastorno en las familias es muy grande pues por lo regular, las desintegra, quienes tienen que cuidar a los enfermos dejan sus trabajos, desarrollan violencia contra el paciente y la sensación de que en cualquier momento no van a poder con la situación, los lleva a cuadros agudos de estrés o depresión.

Por tanto, se tiene que promover el conocimiento de la enfermedad para poder enfrentarla y así profesionalizar a los cuidadores que se considera se sitúan en aproximadamente 60 millones en el mundo.

Síntomas

Los síntomas de esta enfermedad abarcan dificultad en áreas de la función mental, incluyendo:

  • El lenguaje
  • La memoria
  • La percepción
  • El comportamiento emocional o la personalidad
  • Las habilidades cognitivas, como el cálculo, pensamiento abstracto o la capacidad de discernimiento

El deterioro cognitivo leve es la fase entre el olvido normal debido al envejecimiento y el desarrollo de Alzheimer. Las personas que atraviesan por esta etapa presentan ligeros problemas con el pensamiento y la memoria que no interfieren con las actividades cotidianas y, con frecuencia, son conscientes del olvido. No todas las personas con deterioro cognitivo leve desarrollan el mencionado padecimiento.

También podría gustarte
Comentarios
close-link