Amóldate al embarazo

Cambios BananaStock/ThinkstockEn los senos

Predominan en: Primer trimestre ¿Porqué ocurren?. La mayor cantidad de hormonas femeninas, aunado a la preparación de los senos para alimentar al bebé, provoca que éstos sean más sensibles y presenten molestias como cosquilleo, picazón, estrías e hinchazón. Las glándulas mamarias aumentan de tamaño por la acumulación de grasa. ¿Qué hacer?

• Utiliza un sostén especial que otorgue soporte a los músculos de la espalda y no irrite tus senos. Si es necesario, úsalo también de noche (más holgado). Prefiere los de algodón.
• Lava tus pezones sólo con agua tibia; el jabón los puede resecar.

Dificultad para dormir

Predomina en: Primer y tercer trimestre Porqué ocurre. El insomnio o la dificultad para dormir puede deberse a varias razones: posición incómoda debido al aumento del tamaño del abdomen, levantarse varias veces en la noche para orinar, dolor de espalda, indigestión, acidez, calambres, náuseas, ansiedad.Qué hacer

• Toma un baño tibio antes de acostarte.
• Practica ejercicios de relajación para disminuir el estrés.
• Toma siestas y acuéstate temprano.
• Practica ejercicio de forma regular.
• Duerme de lado para mejorar la circulación y reducir la hinchazón en pies. Coloca una almohada entre tus piernas y otras que den apoyo a tu espalda y abdomen.
• Evita tomar muchos líquidos dos o tres horas antes de acostarte; bebe lo suficiente en el transcurso del día.

Crecimiento de vello

Predomina en: Todo el embarazo ¿Porqué ocurre?. Es común la aparición de vello en mentón, bigote, mejillas, brazos, senos, vientre y espalda debido a las hormonas del embarazo.¿Qué hacer?

• Puedes extraer el vello de manera segura con pinzas, cera o máquina de afeitar.
• Evita usar cremas blanqueadoras o depilatorias porque podrían absorberse a través de la piel.

Cambios en la piel

Predominan en: A lo largo del embarazo ¿Porqué ocurren?. Las variaciones en los niveles hormonales ocasionan cambios en la piel como: acné, cloasma (o “máscara del embarazo”, caracterizada por marcas en la frente, sienes, nariz o alrededor de los ojos), comezón en abdomen y senos (ocasionada también por el estiramiento de la piel), línea negra en el abdomen, hinchazón de párpados y cara, estrías, arañas vasculares, oscurecimiento de la piel (en especial en aréolas, pezones, labios vaginales y parte interna de muslos).¿Qué hacer?

• Sigue una adecuada rutina de limpieza del rostro.
• Protégete del sol; es un factor que favorece el oscurecimiento de la piel.
• Mantén tu piel hidratada, especialmente en senos y abdomen.

Hemera/ThinkstockCalambres en las piernas

Predominan en: Segundo y tercer trimestres ¿Porqué ocurren?. Pueden deberse a las alteraciones en la circulación sanguínea, a la presión sobre los músculos de las piernas debido al peso extra o a la que ejerce el bebé sobre los nervios y vasos sanguíneos de las extremidades.¿Qué hacer?

• Evita permanecer sentada o parada en una misma posición por periodos prolongados.
• Haz ejercicio de forma regular; la caminata es particularmente útil.
• Estira tus piernas, en especial las pantorrillas, antes de acostarte
• Toma un baño tibio antes de acostarte para relajar los músculos.

Micción frecuente

Predomina en: Primer y tercer trimestre ¿Porqué ocurre?. El orinar con frecuencia se debe en primera instancia a la producción de la hormona gonadotropina coriónica humana; asimismo, los riñones trabajan más durante el embarazo a fin de eliminar los desperdicios del organismo. En el tercer trimestre, el bebé se mueve hacia abajo y aumenta la presión sobre la vejiga. ¿Qué hacer?

• Evita las bebidas con cafeína; no tomes líquidos antes de acostarte.
• Procura no aguantar las ganas de orinar y, al hacerlo, trata de vaciar completamente la vejiga.
• Haz los llamados ejercicios de Kegel. Sólo contrae los músculos que se usan para contener el flujo de orina; aguanta la contracción durante diez segundos. Repite la contracción al menos diez      veces, tres veces al día.

Hinchazón

Predomina en: Tercer trimestre ¿Porqué ocurre?. En los últimos meses de embarazo es común que el cuerpo retenga más líquido (que se refleja en hinchazón en piernas, pies, tobillos, manos y cara) puesto que este excedente permite que tus tejidos soporten el crecimiento del bebé y te prepara para el parto. Además, el útero ejerce presión en las venas que corren hacia tus piernas, lo cual reduce la circulación sanguínea, acumulándose más líquido en pies. ¿Qué hacer?

• Evita estar sentada o de pie durante largos periodos, así como cruzar las piernas. Al acostarte, eleva tus piernas con almohadas; mientras estás sentada, procura tener un banco en donde subir los pies.
• Evita la ropa ajustada.
• Limita tu consumo de sal y bebe suficiente agua.
• Prueba los masajes en las piernas y las medias que proveen soporte.

iStockphoto/ThinkstockAcidez estomacal / Indigestión

Predomina en: Segundo y tercer trimestres ¿Porqué ocurre?. Las hormonas del embarazo tienden a relajar los músculos del aparato digestivo y la válvula que conecta el estómago con el esófago, lo que favorece que los ácidos estomacales suban por el tubo esofágico. Además, durante el segundo y tercer trimestres, el útero presiona el estómago y empuja la comida hacia el esófago. Por otra parte, las hormonas también son responsables de la disminución en el ritmo de la digestión. ¿Qué hacer?

• Haz cinco o seis comidas ligeras a lo largo el día, en lugar de dos o tres vastas. Esto mejorará tu digestión.
• Evita los alimentos picantes, grasosos y fritos, así como el chocolate, la cafeína y aquello que suele producir acidez.
• Luego de comer, realiza tareas livianas o camina un poco hasta que termine tu digestión. Si necesitas recostarte después de una comida, procura acomodarte de forma vertical apoyándote en almohadas.
• Haz tu última comida del día al menos dos horas antes de acostarte.
• Usa ropa cómoda y holgada.
• Al acostarte, eleva tu cabeza unos cuantos centímetros.

También podría gustarte

Comentarios