Anorexia y bulimia

Anorexia
Es una enfermedad grave caracterizada por la pérdida nerviosa del apetito. La persona decide voluntariamente no comer y se deja morir de hambre. Es un problema emocional serio que debe ser atendido inmediatamente por un profesional.

La anorexia es veinte veces más común entre mujeres que entre hombres. Las jóvenes que tienen de 13 a 25 años son las más susceptibles de padecerla, ya que puede ser una forma de rebelarse y sentir que tienen control e independencia sobre sus vidas.

Rasgos de personalidad
Las anoréxicas generalmente son personas a las que se les considera muy buenas, ya que son cooperativas, obedientes, extrovertidas y siempre están ansiosas por complacer a los demás. Pero esto es sólo lo que proyectan, por dentro son personas inseguras que no se sienten lo suficientemente buenas para alcanzar los estándares que ellas mismas se han impuesto o que les han impuesto sus padres. Llegan a perder la percepción de la realidad porque no se sienten bien consigo mismas. Se miran a un espejo y se perciben gordas aunque estén realmente en los huesos.

Obsesionados por la comida
Otra faceta de los anoréxicos es que tienen una obsesión por la comida. Comen en cantidades ridículas, pero preparan platillos de gourmet para sus familiares y amigos. Les fascinan los libros de cocina, coleccionan recetas y llevan la cuenta calórica de todo lo que comen; son expertos en cuestiones nutricionales.

No pueden estarse quietos
También en sus intentos por verse delgados, se obsesionan con el ejercicio. Pueden realizar actividades extenuantes aunque pesen sólo 35 kilos, como nadar una hora, andar en bicicleta, correr y caminar. Generalmente se les considera hiperactivos. Poco a poco van perdiendo su alegría y realizan sus actividades como rutina compulsiva. Es raro ver a un anoréxico sentarse y relajarse. Mueven su cuerpo constantemente para seguir quemando calorías.

La pérdida de peso extrema provoca desnutrición, pérdida del ciclo menstrual, resequedad en la piel, uñas y cabello opaco, crecimiento de vello en el cuerpo, retención de líquidos, estreñimiento, problemas digestivos y anemia. Todo el metabolismo disminuye, se reduce la presión sanguínea, el pulso y la temperatura corporal. Finalmente llega lo inevitable: la muerte.

Bulimia
Esta palabra significa “hambre de buey”. El bulímico es un comedor compulsivo que come hasta hartarse; luego se siente culpable y se induce el vómito o ingiere laxantes.

¡Todo por no subir de peso!
Mientras que el anoréxico está obsesionado con adelgazar, el bulímico se preocupa por no subir de peso. Debido al uso de diuréticos y laxantes, así como al provocarse el vómito, pueden padecer diversos trastornos digestivos, pérdida de minerales importantes, deshidratación, glándulas salivales hinchadas e infectadas, sangrados de garganta, síndrome premenstrual y, en casos extremos, ruptura de esófago y de estómago, además de fallas cardiacas y renales.

Cuestionario de autoevaluación

Contesta este cuestionario para saber si padeces anorexia o bulimia
1. ¿Eres perfeccionista?
2. ¿Te pones metas muy altas?
3. ¿Buscas agradar a los demás?
4. ¿Ingieres laxantes o diuréticos?
5. ¿Consumes menos de 500 calorías al día?
6. ¿Te han dicho que estas demasiado delgada?
7. ¿Realizas dos o más horas de ejercicio al día?
8. ¿Tu menstruación es irregular o se ha suspendido?
9. ¿Te cuesta trabajo permanecer sentada?
10. ¿Analizas el contenido calórico de lo que comes?
Si tienes ese problema busca la ayuda de un profesional en el área emocional. No permitas que el tiempo pase y las consecuencias sean irreparables.

Consejos prácticos
• Trata de comer cinco veces al día, aunque sean pequeñas cantidades. Poco a poco tu estómago irá aceptando más alimento.
• Escoge alimentos nutritivos como frutas, verduras, huevos, leche, pescado.
• Trata de comer todo en un solo platillo. Por ejemplo: sopa de frijol con arroz y pollo.
• Bebe jugos de frutas y verduras. No te llenes de agua, caldos o té.
• Toma diariamente un complemento vitamínico y mineral.
• Confía en un profesional y deja que te guíe; toma en cuenta que no estas percibiendo la realidad.
• Muchas veces puedes pensar que estas gordita porque se ve el abdomen abultado, pero esta inflamación se debe precisamente a la falta de alimento que provoca irritación y constipación.
La persona anoréxica sufre un problema emocional serio que debe ser atendido de inmediato.

También podría gustarte

Comentarios