Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Antioxidantes, fuente de salud

Las mujeres de antes veían sin remedio cómo el tiempo hacía estragos en su persona, aceptando su vejez como otra etapa más del ciclo vital. En la actualidad, las investigaciones han demostrado que el envejecimiento está ocasionado, entre otras cosas, por la caída de nuestros niveles hormonales, por lo que al suplir estas sustancias, es posible retardar los efectos del paso de los años.

Ácido Alfa-Lipoico Vs. radicales libres

El envejecimiento es una de las tantas consecuencias de la acción de los radicales libres, que son moléculas inestables altamente reactivas que causan un desgaste en el organismo. El tabaco, el alcohol, el sol, la contaminación y los medicamentos provocan la sobreproducción de radicales libres.

El ácido Alfa-Lipoico (AAL) es un antioxidante con múltiples acciones benéficas en el cuerpo humano, ya que está presente en cada una de las células de nuestro organismo. Es soluble en agua y en aceite, lo que le permite llegar a todos los rincones de tu cuerpo, empezando por tu piel, a la que protege de las insuficiencias de oxígeno que se originan –por ejemplo– al vivir en un ambiente muy contaminado.

“Es el único antioxidante que puede incrementar el metabolismo de las células, lo cual tiende a retardar el envejecimiento. También mejora la capacidad de la célula para curarse a sí misma, contrarresta la inflamación, justo la que precede a las líneas y las arrugas de tu cara”, como afirma la Dra. Christianne Northrup en su libro La Sabiduría de la Menopausia.

Lo sorprendente del ácido Alfa-Lipoico es que activa a las enzimas, que digieren al colágeno de tu piel, el cual ha sido dañado por los radicales libres y por el azúcar refinada que ingieres constantemente, haciéndolo rígido e inflexible. Mejora también el flujo sanguíneo que alimenta a tu piel y contrae el tamaño de los poros para completar su obra maestra.

Este ácido está disponible en las células y ayuda a reciclar las vitaminas C y E. Sustituye la carencia de otros antioxidantes, protegiendo incluso al cuerpo de las deficiencias de la Vitamina E. Actualmente es posible encontrarlo en tabletas, sin embargo es importante que consultes a tu médico antes de tomarlas.

Coenzima Q10: sin arrugas

La coenzima Q10 se encuentra en cada célula del cuerpo, concentrándose en sus membranas, donde protege contra el daño de los radicales libres. Se puede aplicar de forma cutánea, agregando a la dosis normal de la crema de noche el contenido de una cápsula de 30 mg. En Alemania, estudios realizados con este tipo de cremas comprobaron una reducción del 30% en las arrugas finas de la cara.

Esta coenzima mejora la producción de energía a nivel celular, lo que acelera el metabolismo de la piel y hace que se regenere a sí misma.

También podría gustarte
Comentarios