Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Asegura tu futuro en siete pasos, parte 2

4. Establece prioridades

Algunas personas viven siempre al borde, pero lo hacen por elección. Ganan lo suficiente para vivir, pero eligen gastar todo o más de lo que reciben. Gastar dinero que no tienes para impresionar a vecinos o amigos es un error gigantesco. No necesariamente tienes que ganar más para ahorrar más. Jupiterimages/Brand X Pictures/ThinkstockPuedes “encontrar” dinero adicional con medidas simples: revisando  gastos fijos como planes de celular, líneas de teléfono, contrato de televisión por cable, gasto de electricidad, entre otros.

5. Ahorra poco a poco

Si crees que no es realista reunir una cantidad de dinero significativa (por ejemplo $50,000) para un adeudo de tarjetas de crédito, estás equivocada. Claro, no sucederá de un día a otro. Lo fundamental es avanzar hacia tus objetivos con constancia, aunque sea poco a poco. En vez de enfocarte en la meta final, concéntrate en lo que lo que está en tu poder: las cantidades que puedes ir separando cada semana o mes para acercarte a tu meta.

6. Sé disciplinada

Elabora un presupuesto mensual basado en tus ingresos, no en tus gastos. Revisa tus estados de cuenta de los pasados tres meses (incluyendo los de tarjetas de crédito y débito) y descubrirás a dónde está yendo tu dinero. Sé creativa y descubre formas para ajustarte al presupuesto. Compra alimentos frescos en el súper y lleva comida preparada a la oficina, en vez de salir al restaurante; prefiere prendas que no requieran tintorería; cancela la inscripción al gimnasio y sal a caminar. La otra opción, evidentemente, es elevar tu nivel de ingresos, pero nunca “tendrás dinero” si riges las decisiones por lo que “necesitas”, en vez de por lo que tienes.

7. AutomatizaiStockphoto/Thinkstock

Muchos sueños financieros se merman por no cumplir con tus “buenas intenciones”. Aunque sigas los pasos anteriores y liberes dinero, usarlo sabiamente puede ser un reto. La solución es automatizar tus finanzas, pidiendo a tu ejecutivo de banco que haga un traspaso automático de la cuenta en que recibes tu nómina a tu cuenta de ahorro cada quincena. Domiciliar tantos pagos como sea posible también es una buena forma de evitar recargos por pagos tardíos.

¿Requieres de un fondo de seis meses?

Los seis meses son una regla general. La recomendación varía de acuerdo a las circunstancias. Puedes reunir lo suficiente para cubrir los:

Gastos de tres meses, si tienes familiares que te prestarán dinero, tu situación en el trabajo es estable o tienes cuentas de plazo fijo de las que puedas retirar dinero, aunque te cobren una penalidad. También si estás contratada bajo los términos de la ley y tienes seguridad de que se te liquidará correctamente.

También podría gustarte
Comentarios