Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Atrapados por los videojuegos

¿Juego o adicción?

En México, recientemente se iniciaron estudios al respecto, debido a que médicos de diversas partes del mundo han detectado que se trata de una adicción, lo cual se reforzó

con investigaciones llevadas a cabo en Japón. Éstas incluyeron a 600 niños que cubrían las ya mencionadas características de comportamiento y se demostró que el
80 por ciento eran violentos, presentaban periodos largos
de catarsis, sin contar los efectos nocivos a nivel físico, tales como náuseas, vómito y pesadillas.
Otros estudios realizados en Canadá y Estados Unidos señalan que los niños que enfrentan algún tipo de problema, como maltrato o falta de atención, se vuelven adictos para confrontar a los padres y darle salida a sus propias frustraciones. Otro de los efectos negativos es que hace más violentos a quienes lo usan por largos periodos, ya que los personajes que intervienen son cada vez más reales y matar es la forma de ganar. Esto hace que los niños tengan pesadillas y pongan en práctica golpes o agresiones que aprenden a través del juego, y que piensen en cosas negativas que de otra forma nunca les hubieran pasado por la cabeza.

El momento de poner un alto

Contrario a lo que puedes suponer, la solución no es prohibir los videojuegos, sino que los padres dediquen a sus hijos calidad y cantidad de tiempo, los escuchen y se interesen en todo lo que les ocurre. También es necesario llegar a acuerdos para limitar el tiempo de juego.

Cualquier adicción responde a un deseo de escapar de una realidad que lastima. Si los padres mantienen comunicación con sus hijos, se preocupan por saber qué les sucede, comparten sus problemas y los ayudan a encontrar soluciones, los harán permanecer lejos de toda adicción.
Es recomendable que motives a tus hijos a participar en distintos tipos de actividades que les permitan desarrollar otras habilidades, mismas que quizás no imaginas que poseen, ya sea en el ámbito deportivo o artístico. Éstas les permitirán tener un canal de expresión, al tiempo que les brindan la oportunidad de probar con otro tipo de distractores, sin olvidar que motivan la convivencia con chicos de su misma edad.

Precauciones que marcan la diferencia

Se recomienda tomar ciertas precauciones para evitar el mal uso de los videojuegos.
• Pide a tus hijos que usen lentes amarillos durante el tiempo de juego.
• No utilices pantallas grandes.
• Evita que tus hijos dispongan de televisor y consola de videojuegos en su habitación, ya que esto te impedirá marcar los límites en cuanto a los horarios de juego.
• Coloca el televisor y la consola de juego en un lugar de la casa donde toda la familia tenga acceso.
• Controla el tiempo de juego, el cual no debe rebasar una hora y media dos días a la semana.
• Al momento de adquirir un juego, lee siempre las características que vienen en la carátula y verifica el contenido.
• No olvides supervisar los videojuegos que les presten sus amigos.
• Haz un esfuerzo por actualizarte y comprender los términos técnicos, el significado de las siglas y las abreviaciones, de manera que puedas juzgar las informaciones que aparecen en las carátulas.

Házte aliado de los videojuegos

La tecnología no debe convertirse en un enemigo, sino en una oportunidad para aprender y convivir con tus hijos. Puedes poner en práctica los siguientes consejos.
• Cuando adquieras un videojuego, cerciórate de que cubra con los criterios de interactividad, trama y calidades técnicas.
• La trama debe de contribuir a estimular ciertas habilidades psicomotrices.
• Existen una serie de juegos que promueven el conocimiento; ponlos como prioritarios en la lista.
• Disfruta con tus hijos de un momento juntos, juega con ellos e involúcrate en sus intereses.

También podría gustarte
Comentarios