Atrévete a darle un look distinto a tus paredes

Una forma muy fácil y económica de remodelar una habitación es utilizar sabiamente el color, las texturas y las características que ya posee. Expertos ingleses nos hacen las siguientes recomendaciones:

Resaltar las características

Si el espacio cuenta con paneles, cornisas, molduras, cenefas de madera, etcétera, una buena ideas es darles color a estas características. Puedes hacerlo de una tonalidad distinta al resto de la pared (y si combina con los muebles, ¡mejor!) o de la misma.

Tono sobre tono
Puedes utilizar distintos tonos del mismo color, tanto en las paredes como en el mobiliario, por ejemplo, puedes pintar una banca o silla de una gama más oscura que la pared.

Colores que resaltan
Las puertas o las paredes angostas serán el espacio ideal para enloquecer: píntalas de un color brillante, neón o ¡de negro! Serán el punto focal, pero por eso mismo deben de ser pequeñas superficies.

Bloques de color
Funcionan igual que un tapete en el piso, resalta y adorna. Así, puedes pintar marcos y figuras en la pared, ¡es como tener cuadros o muebles! Pero no te limites sólo a las paredes, también lo puedes hacer en las escaleras: puedes jugar a crear un tapete o un camino (como de mesa) de un color distinto.

Accesorios que impactan
No sólo te enfoques en las paredes, puedes utilizar tonos neutros, pero intenta que tus accesorios resalten: utiliza espejos, colgantes, cuadros, llenos de colorido.

Hemera/thinkstockRescata “la basura”
Busca en mercados de pulgas o hasta en casa de la abuela alguna gaveta, silla o un librero. Líjalo y píntalo de tu color favorito, puedes ser tan audaz como lo desees.

Ve hacia arriba y hacia abajo
No te limites, ¿qué tal si le agregas color al techo o al piso? Si el techo es alto, el colorido atraerá la atención a ese punto y hasta resaltará la altura y el espacio. En cuanto al piso, puedes delinear figuras geométricas y simular azulejos.

Arte tipográfico
¿Has pensado poner algún mensaje escrito en tu pared? Sí, puedes hacerlo y se ve fabuloso. Utiliza un color contrastante, si te da miedo intenta hacerlo con una plantilla con las letras para que no te queden chuecas. Inicia con una sola palabra, seguro te gustará.

El picaporte final
No ignores el clóset. Si no lo quieres cambiar por completo, piensa en los picaportes o manijas: cámbialos o decóralos. Puedes utilizar papel tapiz o simplemente crear algún patrón con pintura y colores.

También podría gustarte
Comentarios