Autoestima, premisa de una sexualidad placentera

Kane Skennar/Digital Vision/Thinkstock

Podríamos decir que la autoestima es una condición natural del ser humano que involucra agentes intrínsecos y exógenos para darse un valor que es individual y que, por lo tanto, varía según la cultura. En un momento dado, la podríamos comparar con el umbral del dolor, cada persona tiene el suyo y no existe un “dolorímetro” que nos asegure que la misma lesión produzca el mismo grado de molestia en todas las personas, aun así, no se deja de reconocer que hay heridas físicas que son sumamente dolorosas… y no se diga las emocionales. Las experiencias emotivas que cada persona ha vivido, combinadas con el carácter y la educación, entre muchos factores más, van a condicionar la conducta humana que conocemos como autoestima y que podría considerarse como la autoridad sobre sí mismo.

Somos únicas
Los medios de comunicación difunden información constante sobre la moda y, por consiguiente, de la figura “ideal” que deben tener tanto hombres como mujeres, y que verdaderamente se requiere de tiempo, mucho cuidado y hasta sacrificio para lograr una figura corporal que esté al nivel de lo que marcan quienes imponen la moda.

Esto también nos conduce a sentir que sólo las personas que no son esbeltas, sino exageradamente delgadas con voluminosos senos y glúteos, pueden acceder a tener una pareja y, en consecuencia, una vida sexual plena, ya que su físico los hace ser deseados o deseadas, según su género.

El amor más allá del cuerpo

¿Y el amor? Ese sentimiento profundo que según dicen te convierte en ciego. ¿Qué sucede? ¿Está rebasado por la apariencia física? ¿Y qué pasa con la comprensión, la armonía, la inteligencia, la bondad, la rectitud, el sentido de justicia y todas las virtudes que adornan verdaderamente y por siempre a un ser humano? ¿Acaso se dejan a un lado para darle prioridad a la temporal y fugaz belleza física que da la juventud?

“Si me amas, acéptame como soy, porque mi autoestima me lleva más allá de sentirme aceptada, me exige ser amada”. Quien tenga encuentros sexuales contigo, con base en el amor, no le dará importancia al volumen que naturalmente tienes en el abdomen, no le interesará que tus senos no sean prominentes ni que tus piernas no sean largas y bien formadas. Tendrá que ver en tus ojos, más que unas pestañas largas, una mirada sutil; en tus manos, más que la tersura de la piel, sentirá la calidez de una caricia sincera; más que un cuerpo solamente excitante, tendrá que valorar que todo ese cuerpo es amoroso y siente caricias, así como también las manifiesta con todas y cada una de sus células.

13 tips para elevar tu autoestima

1. Confía en tus capacidades.

2. Reconoce tus talentos.

3. Siéntete orgullosa de ser tú.

4. Cree en tus valores y principios.

5. Aprecia tu forma de pensar.

6. Nunca te sientas culpable.

7. Ríete constantemente.

8. Ama tu cuerpo como es.

9. Lleva una dieta saludable.

10. Haz ejercicio regularmente.

11. Disfruta cada momento de la vida.

12. Vive el presente.

13. Quiérete y respétate

Tambien te puede interesar