Avances dermatológicos II

Tips dermatológicos

iStockphoto/ThinkstockSi te someterás a un tratamiento dermatológico  te aconsejamos que tomes en cuenta los siguientes tips:

  • Referente a los ingredientes de los productos antienvejecimiento, revisa las etiquetas y elige aquellos que contengan vitaminas como la C o ácido ascórbico, la E o tocoferol y la A o retinol; todas éstas funcionan como antioxidantes y estimulan a los fibroblastos. También encontrarás algunas que incluyan resveratrol y/o enzima Q-10, la cual ha demostrado tener un factor de estimulación sobre los fibroblastos y las células que producen proteínas estructurales.
  • Evita los malos hábitos: no te expongas al sol, no talles tu piel, ya que las células muertas deben caer por sí solas; de lo contrario, lastimas la capa córnea de la piel. Lávala con agua casi fría, usa dermolimpiadores sin detergente y cremas suaves, ya que la espuma puede provocar la pérdida de lípidos en la superficie de la epidermis.
  • Acude al dermatólogo, es una inversión, pues sólo él te recomendará el producto adecuado para tu piel, no te automediques.
  • Elige los productos según tu edad, en pieles jóvenes es recomendable un lubricante que controle el contenido de grasas. Quien tenga problemas de acné, requiere el consejo de un dermatólogo. Las pieles sanas necesitan un filtro solar y un lubricante suave hasta los 35 años; luego, como se acelera el proceso de envejecimiento, lo importante es cuidar esa piel con productos antioxidantes que contrarresten el daño.
  • Si te gusta aplicar sustancias para mejorar las líneas de expresión, es importante que sepas que éstas deben ponerse por médicos y no por esteticistas.
  • “Mi consejo es que uses sustancias con efecto temporal, pues las permanentes tienden a desplazarse y pueden causar severos daños a órganos y tejidos;  además contraindican el uso de otras técnicas, como la radiofrecuencia, pues calienta el tejido y el implante, quemando los tejidos profundos”.

Agradecimiento:

A la Dra. Graciela Guzmán Perera, Dermatóloga del Hospital Ángeles del Pedregal, para la realización de este artículo.

• Cualquier duda que tengas, puedes dirigirte a la Fundación Mexicana para la Dermatología, A.C.
o a través de su página

www.fmd.org.mx

También podría gustarte

Comentarios