Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Básicos para tu baño

iStockphoto/ThinkstockNo importa si tu baño es pequeño o enorme: no estará completo si no cuentas con todos y cada uno de los utensilios necesarios para convertirlo en un santuario para tu belleza. ¿Qué tan completo está el tuyo?

Espejo antirreflejante

No siempre es fácil tener un espejo de cuerpo completo, así que como mínimo deberás contar con un espejo para tu rostro. Cuida que esté bien iluminado y, en especial, que no se empañe o no te servirá de mucho después del baño. Un tip muy sencillo para evitar empañamientos es limpiarlo usando crema para afeitar en lugar de jabón. Cuando el espejo vuelva a empañarse, es señal de que debes reaplicarla.

Ten cuidado con los espejos que traen aumento e iluminación. Están especialmente diseñados para depilación, pero muchas mujeres los usan para localizarse y eliminar puntos negros con el riesgo de infección que implica. Si sabes que ésta será tu tentación, mejor recurre a un espejo normal.

Utensilios para desmaquillar

Ten a la mano los accesorios que necesitarás para limpiar o maquillar tu rostro, como algodón en bolitas y almohadillas, hisopos y pañuelos desechables. También te conviene tener toallitas desmaquillantes a la mano. Aquellos días que estés demasiado cansada como para realizar tu rutina completa, las toallitas desmaquillantes te ayudarán a retirar el maquillaje y limpiar tu rostro en no más de 2 minutos (hay de muchas marcas, como GARNIER, OLAY, NIVEA y NEUTROGENA).

Cremas hidratantes para rostro y cuerpo

¿Sabes cuál es el momento ideal para hidratar tu piel? Justo después de bañarte, cuando los poros siguen abiertos. Ten tus productos en el cuarto de baño, que es donde más te convienen.

 

Para el diario
(y no tan diario)

Aquí entran todos los productos que usas desde una sola vez por semana hasta todos los días. Piensa en shampoo, acondicionador, varios tipos de jabones y desodorante principalmente, además de una esponja o toalla muy suave (olvídate de las esponjas ásperas, pues sólo lastimarán tu piel). En cuanto a los productos que usas una vez por semana, incluye exfoliante para cara, exfoliante para cuerpo y una mascarilla de hidratación profunda para tu cabello.

Styling para tu cabello

¡Peinarte es un ritual completo! Necesitas tanto productos para estilizarlo como herramientas de calor. Los productos, por supuesto, incluyen cremas peinadoras, mousse, spray y cera para acabado. Si acostumbras peinarte con calor, también necesitas un tratamiento termoprotector. TresEmmé tiene una línea muy completa que abarca desde shampoo hasta spray para justo antes de usar la plancha de alaciado.

Herramientas: te conviene teiStockphoto/Thinkstockner una secadora y una plancha, puesto que te servirán para dar diferentes acabados (aunque dependiendo de tus gustos, también puedes tener unas tenazas).

Secadora: prefiere una secadora con un voltaje alto —será más potente— y dos niveles de temperatura, pues cubrirá la mayoría de tus necesidades. Prefiere una secadora con cerámica y turmalina: la primera ayuda a controlar mejor el cabello, incluso a alisarlo, mientras que la turmalina le brindará más brillo. ¿Y te has preguntado por qué muchas secadoras incluyen un control para aire frío? La razón es que, una vez que terminas de secar tu cabello, un poco de aire frío te ayudará a mantenerlo en su lugar. Las mejores marcas, como Conair, te ofrecen diferentes opciones de donde puedas elegir.

Plancha: primero debes considerar la textura de tu cabello. Si es áspero, compra una plancha que alcance temperaturas altas y que tenga una superficie alargada. Pero si es fino, busca una plancha con temperatura ajustable y que no alcance más de 30 grados, pues podrías lastimarlo si se calienta demasiado. En este caso, te conviene tener una plancha pequeña que también te servirá a la perfección cuando salgas de viaje.

Dependiendo tanto de la plancha como de tu propia habilidad, puedes desde alaciar hasta enrizar tu cabello con una sola herramienta. Sin embargo, jamás planches tu cabello mojado: el ruido que escucharás será, a grandes rasgos, que estás friendo tu cabello. Mejor sécalo parcialmente con la secadora, si tienes mucha prisa, aplícale un termoprotector antes de comenzar.

También podría gustarte
Comentarios