Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Bella sin estrés

¿Sabías que tu cuerpo no puede identificar por qué estás estresada? Por ejemplo, cuando te sientes nerviosa por una entrevista de trabajo, tu cuerpo “cree” que tu vida está en peligro y reacciona a ese nivel de alerta.
Como la misión principal de tu cuerpo es sobrevivir, ante cualquier tensión su prioridad es enviar más sangre y agua a tu corazón, pulmones, cabeza y extremidades (por si necesitas huir, ¡aunque no lo creas!). Lo malo es que a cambio sacrifica tus órganos “menos importantes”, como piel, cabello y uñas. El resultado es que, cuando te tensas durante mucho tiempo, obtienes cabello frágil, piel seca y grisácea y uñas quebradizas.
Para evitar que el estrés acabe con tu belleza, necesitas enfrentarlo por dos frentes: proteger tu cuerpo y reducir tu tensión.

Para tu piel

Hay dos reacciones básicas de la piel ante el estrés:
1.  Incrementa la producción de grasa y, con ella, de barritos.
2.  La pérdida de la humectación, lo que causa que luzca gris y apagada.
Para darle el cuidado que necesita, primero identifica cuál es la tuya.
Si tu piel produce barritos, no exageres los cuidados que le das. No te exfolies más de una vez por semana y lava tu rostro sólo por la mañana y por la noche. Un cuidado excesivo tendrá justo el efecto contrario a lo que buscas.
En cambio, si tu piel se apaga, exfóliate dos veces por semana para eliminar las células muertas. Usa un exfoliante suave y complementa con una crema humectante por las mañanas y por las noches.

Para tu cabello

Sin importar tu tipo de cabello, cuídalo como si lo tuvieras coloreado, reseco o acabaras de regresar de la playa. Reduce el peinado por calor (o sea, el uso de secadora y alaciadora), aplícate acondicionador un día sí y otro no; además, dale un tratamiento de acondicionamiento profundo una vez por semana.
Quizá notes que se te cae el cabello, pero lo importante es que detectes la causa. El acondicionador no tira el cabello, pero sí libera aquellos que ya se habían caído y que estaban enredados con los demás. Sin embargo, si pierdes más de 100 cabellos diarios o empiezas a notar huecos, es mejor que visites a tu dermatólogo.

Para tus uñas

Las uñas se vuelven frágiles porque pierden su humectación, pero también porque la tensión nos impulsa a mordernos las uñas. Para protegerlas, no descuides tu ingesta diaria de agua (2 litros en promedio) y aplícate crema cuando las sientas secas. Cubre también las cutículas para fortalecer el nacimiento de tus uñas.

Aparta tiempo para ti

·    Medita, toma clases de yoga y entra en contacto contigo misma.
·    No sacrifiques las actividades que te gustan, como leer o ir al cine.
·    Escucha tu música favorita. Aunque la música relajante o clásica es la más recomendable, ¡lo importante es que la disfrutes!
·    Organiza tus fotos, ¡pero nada de juzgarte con ojos críticos!
·    Ayuda a los demás. La satisfacción te brindará una relajante sensación de bienestar.
·    ¡Mímate! Pide que te hagan un manicure o pedicure o a que te den un masaje. ¡Y no contestes tu celular a menos que sea indispensable!
·    Arregla tu casa, empezando por tu clóset. Te sentirás mucho más relajada cuando desaparezca el desorden que te rodea.
·    Pasa más tiempo con la mascota de tus hijos. Los animales ayudan a que nos tranquilicemos.

También podría gustarte
Comentarios