Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Belleza interior

Fórmulas para preservar la juventud, lograr un cuerpo de envidia y mantener la belleza que proporciona este periodo de la vida del ser humano, existen muchas. No en balde cada año las principales casas de cosméticos y artículos para el cuidado personal invierten millones de dólares en investigación, a fin de proporcionar productos novedosos que ayuden a retener por más tiempo una apariencia juvenil.

Pero se requiere de más elementos que simplemente un pantone de colores de sombras o lápices labiales que ayuden a destacar los rasgos del rostro. Supone además, trabajar en nuestro interior, sentirnos cómodas espiritual y emocionalmente, así como reconocer las propias capacidades y sentirnos orgullosas de lo que somos y hemos hecho a lo largo de la vida, porque sólo así se logra convertirse en la mejor versión de una misma.

Versiones de belleza

El doctor Óscar Galicia Castillo, del departamento de psicología de la Universidad Iberoamericana de la Ciudad de México, asegura que: “La belleza interior se refiere a la potencialidad que tenemos para ser mejores personas y en constante desarrollo. Hablamos de alguien que se muestra segura, congruente, humilde, espiritual, original, interesante… esta idea no es estática ni se da por naturaleza, sino que se crea con esfuerzo para ser alguien más completo. Esta luz la perciben los ojos de los demás, pero irradia desde el lugar más profundo de cada uno”.

Según el doctor Galicia la belleza contemplada únicamente desde el punto de vista estético, es la parte más engañosa y añade: “Cuando tu cutis ya no es terso, tus huesos son frágiles y tu pelo ya no es sedoso, ¿acaso puedes renunciar a todo tu atractivo? Una sonrisa de verdad, un guiño coqueto y una conducta distinguida, son detalles ´sin maquillar´ y en estado puro que denotan honestidad, auto aceptación y pasión sin límites hacia la vida”.

Experimentar esa sensación de bienestar que surge de la autoaceptación, tiene beneficios externos, y así lo afirma el experto: “El cuerpo y los músculos del rostro se relajan, el sistema inmunológico se fortalece, y el organismo se siente mejor. La felicidad no finge, así que cuando vives de manera profunda dentro de ti, el cuerpo reacciona de manera paralela”. Ante este panorama, hazte la siguiente pregunta: ¿Hoy viví tan alegremente como debí haber vivido?

Reflexiona con los años

Una marca de productos para el cuidado personal realizó hace unos años un estudio a tres mil mujeres de todas las edades y de diferentes países del mundo, entre ellos México. Querían saber si en términos generales la población femenina se sentía contenta con su imagen. El resultado sorprendió: sólo el 2% de las mujeres encuestadas se describían a sí mismas como “guapas”, y alrededor de ¾ de ellas clasificaban su belleza como “de la media”.

La doctora Susie Orbach, de la Escuela de Economía de Londres en Inglaterra, colaboró en este proyecto, y llegó a esta conclusión: “Existe una clara relación entre la autoestima y la satisfacción con el físico, resaltando además los efectos negativos de los ideales limitados de lo que se considera hermoso. Por eso, las mujeres deben ser estimuladas para superar estos estereotipos dañinos de belleza y alcanzar formas más auténticas y positivas de sentirse bonitas”.

Cada año cumplido se convierte en una oportunidad de crecimiento y reflexión. No te equivoques: cultivar tu interior no está reñido con el cuidado de tu “vanidad” femenina y querer lucir maravillosa a través de la moda, el deporte o el look que más te favorece. Utiliza tu sensatez, y esmérate al máximo en tu persona de dentro hacia afuera (en ese orden), para vivir en constante equilibrio.

Para saber más
Las nueve habitaciones de la felicidad,
de Lucy Danziger y Catherine Birndorf. Editorial Urano.

Para ver
Bajo el sol de la Toscana,
de Audrey Wells. Estados Unidos-Italia, 2003.

También podría gustarte
Comentarios