Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Bondades del pescado

iStockphoto/ThinkstockEn la dieta mediterránea el pescado ocupa un papel protagónico, y quizá es por ello que los japoneses y los esquimales, quienes son consumidores habituales de alimentos marinos, no sufren problemas cardiovasculares.

Se estima que si comemos entre 200 y 250 gramos de este alimento (dos filetes de tamaño mediano) beneficiamos nuestra salud al:

  • Solventar la necesidad diaria de proteínas que requiere nuestro organismo.
  • Aportar 60% del yodo y 94% del selenio que requerimos.
  • Cubrir por completo la necesidades de lípidos y ácidos grasos omega 3 (presentes principalmente en pescado azul, como: atún, sardina, salmón, arenque, trucha o macarela), los cuales regulan al colesterol, previenen infartos y ayudan a mejorar la salud del cerebro.
  • Adquirir elementos como el fósforo, el potasio, el sodio, el calcio, el magnesio, el zinc, el hierro y el yodo, todos ellos minerales imprescindibles para pacientes que deben regenerar tejidos, tal como sucede en quienes sufren úlceras (lesión abierta de la piel o membrana mucosa), quemaduras o se recuperan de una cirugía.
  • Optimizar la salud visual y del sistema nervioso.
  • Mejorar el desarrollo de músculos, enzimas y hormonas.
  • Protege el corazón y las arterias.
  • Ayuda a disminuir procesos inflamatorios (como el que da lugar a la artritis reumatoide).
  • Equilibra las grasas de la sangre.
  • Reduce los niveles de presión arterial.
  • Fortalece los huesos.
  • Disminuye el riesgo de sufrir coágulos y trombos, algo que muy pocos alimentos pueden ofrecer.

El pescado es excelente también para mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, aunque los especialistas advierten que en estos casos se debe preferir las especies que tengan bajos niveles de mercurio, como salmón y atún blanco en conserva.

También podría gustarte
Comentarios