Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Brazos siempre firmes

Pixland/ Pixland/ThinkstockLas mujeres sabemos muy bien que la piel de los brazos tiende a perder su elasticidad al pasar los años y, por supuesto, eso nos preocupa. Si no tuviste la precaución de prevenir, es posible recuperar el tiempo perdido. Eso sí, es recomendable hacerlo cuando apenas está comenzando el proceso degenerativo. 
Te invitamos a conocer el método que te ayudará a lograrlo.

Sistema de radiofrecuencia
La Dra. Ivonne Arellano, dermatóloga y dermato-oncóloga del Hospital Metropolitano, nos recomienda este aparato que utiliza un tipo de radiofrecuencia que corre a través de un electrodo de metal y, al deslizarlo sobre la piel, va dejando pasar la radiofrecuencia por dentro, produciendo calor en los tejidos. Esta corriente, al calentar las células, causa lo que se llama “adosamiento”, es decir, que la piel vuelva a encogerse y logre su firmeza anterior. Por ello, este sistema sirve para rejuvenecimiento cutáneo, reducción de celulitis y, al darle 
más firmeza a la piel y rebajar la grasa sobrante, para remodelación o escultura del cuerpo.

Cómo funciona
El aparato tiene tres puntos que son los que se deslizan sobre la piel, dando una pequeña sensación de vibración. No produce dolor ni se calienta demasiado, por lo tanto, jamás provoca una sensación de ardor. La ventaja de este sistema es que no es invasor, pues no penetra dentro del cuerpo, así que su funcionamiento es superficial, la corriente de radiofrecuencia sólo queda en la zona del tratamiento. Esta corriente es de baja potencia, pero tiene alta densidad. ¿Por qué es benéfica? Porque no causa dolor ni quema, sin embargo, al tener a la vez alta densidad, es más eficaz el tratamiento, puesto que la alta frecuencia produce muchas ondas seguidas, lo que hace que la corriente sea constante, así que al calentar la piel, la va encogiendo y la reafirma.

Súper seguro

El aparato de radiofrecuencia tiene un sistema de seguridad. Además, hay una especialista que siempre lo está pasando sobre la piel de la zona indicada. Ella no puede cometer errores, porque al aparato se le anotan los minutos que debe enviar las ondas y a qué temperatura. El aparato se desconecta automáticamente, no es posible que se pase del tiempo o la temperatura indicados. Eso hace que el sistema sea de alta seguridad. Lo más importante es tener la disciplina de cumplir con todas las sesiones semanales y mensuales. Piensa que sin disciplina, nada se logra a fondo.
Este aparato puede usarse también en las caderas, los muslos y para evitar la flacidez de la cara, y contra la formación de papada. Es sumamente agradable observar el progreso de la contracción de la piel con este tratamiento.

Ideal para los brazos
La piel que primero va perdiendo su firmeza es la de los brazos, principalmente en la parte de abajo, más cerca de las axilas. Es fácil entender que si se ha dejado que la piel cuelgue demasiado, con este tratamiento sí mejorará la textura y disminuirá el tamaño, pero no se logrará el mismo efecto si se atienden los brazos mucho antes de llegar a ese grado.
Después de las sesiones de este tratamiento, ya podrás alzar los brazos para saludar a una amiga o podrás levantar el brazo al parar un taxi sin sentir que tu piel se mece en forma desagradable.
Las sesiones de tratamiento recomendables son: seis, una vez por semana; y tres, una vez al mes. Es un total de nueve sesiones, después de las cuales lograrás notar una gran diferencia en la firmeza de tus brazos. Como no hay nada peligroso en este tratamiento, después del primer tratamiento, puedes esperar un año y volverlo a tomar.

Agradecimiento:
Dra. Ivonne Arellano
Hospital Metropolitano

También podría gustarte
Comentarios