Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Buenos días, mejores noches

Un buen descanso es sinónimo de buen rendimiento durante el día, buena concentración y sensación de bienestar. Las horas necesarias para recuperarse dependen de cada individuo, sin embargo es aconsejable que un adulto duerma entre siete y ocho horas, mientras que un niño necesita de 10 a 12 horas de sueño. La importancia del sueño no sólo radica en el número de horas que se invierte en dormir, sino principalmente en los procesos que el cuerpo humano desarrolla durante este estado de reposo, como serían la liberación de la hormona del crecimiento o la producción de sustancias indispensables para el buen funcionamiento de la química del cerebro humano.


Dormir bien para estar bien

Lograr un descanso eficiente y efectivo depende de que ciertos factores promuevan las condiciones ideales del reposo, por ejemplo si tu cama es cómoda, tus sábanas suaves, que no haya luz, ruido, etc. Por ello, los materiales que elija para vestir su cama no sólo influyen en la decoración de su habitación, sino también en la manera que usted y su familia descansen.

Tips para tener un buen descanso y mejores noches:

• Encuentra una almohada que se amolde a su anatomía, ni muy dura ni muy suave; las hay de plumas naturales o de rellenos sintéticos, decide cuál te acomoda.
• Las sábanas de algodón 100% son las más suaves, pero también las hay combinadas con poliéster, prefiere las que tengan mayor porcentaje de algodón. Siente la textura y compara.
• En invierno es mejor utilizar un edredón más grueso; ya podrás cambiarlo por uno más ligero en época de calor. También los hay térmicos que se acoplan a la temperatura de cada temporada. Son más caros, pero son una buena inversión.
• Los colores son importantes, no sólo reflejan la personalidad, también cambian el estado de ánimo: Los colores cálidos son estimulantes, mientras que los colores fríos como el verde y el azul son tranquilizantes.

Tips para empezar bien el día:
• Despierta cada mañana descansada, después de una noche rejuvenecedora.
• No salgas de la cama de inmediato, trata de empezar el día poco a poco.
• Programa el despertador cinco minutos antes de lo necesario para permitirte disfrutar de unos minutos de un estado de conciencia relajado, recopila tus sueños, repasa una a una las actividades del día y estírate.

También podría gustarte
Comentarios