Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Buenos propósitos para tu perro


Ponerse a dieta y hacer ejercicio son propósitos que también pueden plantearse para las mascotas. Aunque un perrito no será capaz de tomar la decisión de cambiar, uno como dueño puede tomar resoluciones que mejoren la calidad de vida de nuestro querido compañero.

Dieta Revisa la alimentación de tu perro: ¿está comiendo sanamente? ¿está pasado de peso? es recomendable checar periódicamente si el alimento que le damos es adecuado para su edad, grado de actividad y necesidades nutrimentales. Asimismo, es necesario revisar su rutina de alimentación. no le dejes servida la comida para que él coma a voluntad. Asegúrate de que coma en dos porciones divididas en el día, en lugar de una sola que puede caerle pesada. Si come alimento seco (croquetas), puedes cambiarle de sabor cada tres o cuatro meses para variarle los nutrimentos y asegurarte así de que su metabolismo no se haga resistente a ellos y deje de absorberlos. Cuando cambies de alimento, ve mezclando paulatinamente las croquetas nuevas con las anteriores durante varios días hasta que sólo queden las nuevas. observa la reacción que pueda tener en la piel y el pelo, ve su apetito, nivel de energía, si cambia su peso y la consistencia de sus desechos. Si tu perro está en una dieta específica por cuestiones de salud, consulta cada seis meses con tu veterinario para verificar si ésta sigue siendo adecuada.

Ejercicio La actividad diaria es esencial para los perros. Su falta conlleva obesidad, enfermedades del corazón, padecimientos de los huesos y frecuentemente problemas emocionales y de comportamiento. Un perro ejercitado puede quedarse tranquilamente en casa y estar menos nervioso si se le deja solo. el ejercicio mejora la calidad de los huesos y las articulaciones, y mantiene el correcto funcionamiento del corazón y los pulmones. el mejor ejercicio para un perro es cualquiera que le permita activar la mente y el cuerpo. La actividad que requiere cada perro dependerá de su raza, tamaño, peso y edad. Por ejemplo, los perros pequeños pueden estar en plena forma con sólo correr dentro de la casa, mientras que los grandes requerirán más tiempo y espacio. Por lo general, dos caminatas al día, de 20 minutos cada una, es el método más eficiente para proporcionarle a tu mascota una rutina de ejercicio, de la cual tú también te beneficiarás.

También podría gustarte
Comentarios