Cabello sano y brillante

0

Cuando vamos a la playa, prestamos mucha atención a nuestra piel y a cómo la protegeremos de los rayos del sol. Pero no le solemos dar el mismo cuidado a nuestro cabello. Por eso, muchas veces regresa de vacaciones reseco, con frizz y hasta quebrado.

El cabello se enfrenta a los mismos enemigos que la piel. El calor del sol lo reseca, la brisa lo enreda y no cambiar nuestra rutina de peinado puede romperlo; además, nuestro cuero cabelludo se quema. Para evitar un largo tratamiento de restauración, aquí tienes nuestras sugerencias.

Antes de salir de viaje

  • Pide a tu estilista que te corte las puntas y el cabello quebrado. El cabello saludable enfrenta mejor el sol y se reduce la probabilidad de que tengas frizz.
  • Si tiñes tu cabello, deja de pasar 2 semanas entre tu última coloración y tus vacaciones. Si tu cabello está frágil (y más si no lo has notado), podría lastimarse un poco.
  • Aunque es importante que uses acondicionador con frecuencia, aplícate un tratamiento de acondicionamiento profundo antes de salir de viaje.

Durante tus vacaciones

  • Aplica bloqueador solar en tu piel y en tu cuero cabelludo. Enjuágalo a la perfección cuando te bañes.
  • Deja que tu cabello descanse de la plancha, la secadora, las tenazas y cualquier otro tipo de peinado con calor. Si necesitas hacerlo, trata de plancharlo después de las 4 de la tarde, cuando el calor empieza a bajar, y aplícate primero un tratamiento protector contra el calor, como Thermal Recovery de TRESemmé.
  • No dejes de usar acondicionador en estos días. No sólo te ayudará a desenredarlo con facilidad, sino que su uso lo protegerá principalmente contra el viento.
  • Empapa tu cabello antes de andar: así absorberá menos agua salada o clorada. Por supuesto, enjuágalo inmediatamente después de nadar para retirar el exceso de sales y cloro.
  • No aprietes demasiado tu cabello cuando lo recojas ni caigas en la tentación de hacerte trencitas en la playa. Pueden desde resecar tu cabello hasta romperlo.
  • Cuando te peines, aplícate cremas peinadoras, ceras, serums o fluidos de peinado. Además de brindarte un mayor control, crearán un escudo entre tu cabello y la humedad en el ambiente.

Después del viaje

  • Si sientes tu cabello más áspero que costumbre, cambia temporalmente tu shampoo y tu acondicionador por productos para cabello seco. Le darán un poco más de humectación.
  • Aplícate un tratamiento nocturno para restaurar tu cabello. Pantene y L’Oréal tienen varias opciones para que elijas tu favorita. Es recomendable que lo apliques incluso aunque tu cabello no haya regresado con daños visibles.
  • Aplícate un tratamiento de acondicionamiento profundo una vez por semana. Si ya lo usas, póntelo dos veces por semana.

Tambien te puede interesar