Cabello y autoestima

Con el moño volteado

La frase en inglés “a bad hair day” (un día en que el cabello está mal) significa que uno no está de buen humor. Y en algunos países de América Latina algo parecido quiere decir lo de “me levanté con el moño volteado”. Bueno, pues parece que estas frases populares no están lejos de la realidad científica. Según una reciente investigación del Departamento de Sicología de la Universidad de Yale, en EUA, cuando el cabello está desordenado los efectos repercuten en la autoestima.

Dime cómo está hoy tu cabello y te diré tu estado de ánimo.

El estudio, dirigido por la sicóloga Marianne LaFrance, tenía como objetivo analizar la posible relación causa/efecto entre el “mal” estado del peinado y sus consecuencias sicológicas.
Según el resultado, las personas de ambos sexos que experimentaron problemas con su cabello manifestaron una baja autoestima, mayor inseguridad y una intensa actitud crítica hacia sí mismos.
• Los investigadores hallaron que las mujeres se sentían sin gracia, avergonzadas, incómodas y demasiado preocupadas por su aspecto.

• Los hombres tenían menos confianza en sí mismos, sentían más nerviosismo y mostraban mayor propensión al aislamiento social.

• Y, a diferencia de lo que podría pensarse, un día en el que el peinado salió fatal mostró tener más impacto en ellos que en ellas.

“Sin duda, hay algo de suma importancia en el cabello”, dijo LaFrance. “Parece algo tan insignificante, pero ha probado ser mucho más significativo de lo que pensábamos”.

 

También podría gustarte

Comentarios