Cáncer de próstata: infórmate

El cáncer de próstata es la tercera causa más común de muerte en hombres de todas las edades y primera causa de fallecimiento por cáncer en mayores de 75 años de edad, aunque rara vez se encuentra en hombres menores de 40 años.

¿Qué es el cáncer de próstata?
Es el crecimiento de un tumor maligno dentro de la glándula prostática. Ésta se encuentra debajo de la vejiga y arriba de la parte más interna del hueso púbico, a unos centímetros del tracto rectal. Ya que no hay ningún tipo de relación, es importante diferenciarla de la hiperplasia prostática benigna, que puede ser el agrandamiento de la próstata como un proceso normal del envejecimiento.

¿Qué tipos hay?
Éstos se clasifican por su agresividad. El primero, de tipo A, es un tumor no palpable que se detecta por accidente en cirugías de próstata que se realizan por otras razones. El tipo B es un tumor confinado en la próstata que se detecta en exámenes físicos o en las pruebas de APE (antígeno prostático específico). El tipo C es el que se extiende más allá de la próstata pero sin invadir los ganglios linfáticos. El tipo D, es el cáncer que se ha diseminado (metástasis) a otras partes del cuerpo como los huesos o los pulmones.

¿Qué lo puede causar?
Su causa es desconocida, aunque algunos estudios han mostrado una relación entre una dieta alta en grasa y el incremento en los niveles de testosterona. Cuando estos niveles disminuyen, ya sea por causa de la extirpación quirúrgica de los testículos (orquiectomía) o por medicamentos, el cáncer de próstata puede disminuir su agresividad.

¿Cuáles son sus síntomas?
Los síntomas más comunes son los siguientes:
• Dificultad al orinar (retraso o lentitud para hacerlo)
• Goteo urinario, en especial, inmediatamente después de terminar la micción
• Retención urinaria
• Dolor al orinar
• Dolor al eyacular
• Dolor en la parte baja de la espalda
• Dolor con la defecación

Los síntomas adicionales que no necesariamente indican este cáncer pero que también pueden asociarse con esta enfermedad y que no hay que tomar a la ligera son:
• Exceso de orina en la noche
• Incontinencia
• Dolor o sensibilidad en los huesos
• Hematuria (sangre en la orina)
• Dolor abdominal
• Anemia
• Pérdida de peso
• Letargo,

¿Cuál es la mejor forma para detectarlo?

La mejor forma de detectarlo es hacerse una prueba APE (Antígeno Prostático Específico), con la que la mayoría de los cánceres de próstata ahora se detectan antes de que ocasionen síntomas. Los niveles de éste se determinan mediante un examen de sangre. Es importante recalcar que aunque la mayoría de los síntomas arriba citados pueden estar asociados con el cáncer de próstata, tienen más probabilidad de estar asociados con condiciones no cancerosas.

¿Cómo se puede prevenir?
En general no se conocen medidas preventivas. Lo recomendable sería cambiar la dieta regular por una baja en grasa o una similar a la dieta japonesa tradicional, con pescado y baja en grasa, ya que ésta puede disminuir los riesgos.

¿Cuándo hay que buscar al médico?
Se debe buscar asistencia médica si se es un hombre mayor de 50 años que nunca se le ha evaluado la próstata (por medio de un examen rectal y determinación del nivel de APE), no se ha sometido a chequeos anuales y, sobre todo, si tiene ante-cedentes familiares de cáncer de próstata. No todos los síntomas arriba mencionados se relacionan con el cáncer de próstata pero es importante que, en el caso de que se presente más de uno de los síntomas, acuda a su médico en cuanto pueda.

También podría gustarte

Comentarios