Causas de los trastornos de la alimentación

Trastornos alimenticios

Los trastornos de la alimentación ya no respetan clase social, edad o género y de no ser diagnosticados y tratados adecuadamente pueden ser mortales.

Es un grave problema de salud pública que va en aumento al que no se le está brindando la debida atención, pues la mayoría de las veces la atención sólo está puesta en los índices de obesidad y sobrepeso.

La tercera enfermedad más frecuente entre adolescentes después del asma y la obesidad

Llama la atención que en la Encuesta Nacional de Salud 2012, se menciona que en México la anorexia y la bulimia afectan a por lo menos 2 millones de personas, principalmente de 15 a 23 años.

Trastornos de la alimentacion

Esto responde en gran medida a la presión familiar, social y cultural a la que pueden estar expuestos nuestros hijos aunado a ciertos rasgos de personalidad individual en los que estos trastornos pueden desarrollarse.

Cabe aclarar que no todas las personas expuestas a este tipo de presiones se ven afectadas por estas enfermedades y no resulta sencillo llegar a un diagnóstico de trastorno de la alimentación, por eso es muy importante acudir con un especialista.

Muchas veces resulta fácil decirle a alguien “eres anórexica” o “bulímica” y no llegar a comprender el daño emocional que se le puede hacer a una niña o a una adolescente etiquetándolas de esa manera sin haber recurrido a un diagnóstico profesional.

Posibles causas de los trastornos de alimentación:

  • Desequilibrio en la química del cerebro.
  • Factores orgánicos o genéticos.
  • Factores psicológicos y emocionales.

Trastornos de la alimentacion

En la adolescencia se experimentan muchos cambios en el cuerpo

Así como a nivel emocional y la manera en cómo se viven puede también ser un factor desencadenante si se llega a conjuntar con:

  • Baja autoestima.
  • Devoción a la delgadez.
  • Presión de los amigas con comentarios desagradables en relación a su cuerpo o incitar al vómito, dejar de comer o hacer ejercicio excesivo para ser aceptada en un grupo.
  • Separaciones importantes, como irse a estudiar a otro país por un año.
  • Ruptura de alguna relación significativa, ya sea una pareja o el divorcio de los padres.
  • Un deseo desmedido de parecerse a celebridades o modelos.
  • Presión familiar en torno a la imagen corporal y comentarios despectivos hacia la gente con sobrepeso.
  • Los medios de comunicación también influyen de una manera significativa.
  • Trastornos de la alimentacionComenzar una dieta con ayuda de pastillas, laxantes o diuréticos para ver resultados rápidos.

El papel de la familia es crucial antes, durante y después del desarrollo de un trastorno de la alimentación en alguno de nuestros hijos.

Este tipo de enfermedades pueden pasar inadvertidas en el inicio, de ahí la importancia de que a modo de prevención estemos informados y familiarizados con los síntomas, pues no sólo puede afectar a los hijos de otros sino también a los propios.

El mejor antídoto es la educación y una relación cercana con nuestros hijos.

Recomendaciones a los padres:

  • Promover una alimentación sana en el hogar poniendo el ejemplo. No relacionar alimentos con frases como “esto engorda”, hablar en términos de lo que es saludable.
  • Realizar ejercicio con regularidad.
  • Evitar hablar despectivamente de su propio cuerpo y de los demás.
  • Es muy importante realizar por lo menos una comida al día en familia, con la televisión apagada y con los celulares a una buena distancia para que se pueda entablar con los hijos una plática que les permita expresar sus inquietudes, intereses y preocupaciones.

También podría gustarte

Comentarios