Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Chupón… ¿sí o no?

Hay madres que les dan a sus hijos chupón, otros bebés se chupan un dedo (puede ser cualquiera de los dedos de su manita o incluso, su puño), o chupan algún objeto como un pañal de tela, la punta de una cobija o la oreja de un muñeco de peluche o de cualquier tipo de tela. Es bien sabido que hay bebés que se chupan el dedo desde el útero.

Las razones
Los bebés tienen una enorme necesidad de succionar, por dos razones principales:
1. Porque es el medio para alimentarse, nacen con el reflejo de succión.
2. Para obtener sensaciones placenteras.
Es una necesidad psicológica que el bebé usa para tranquilizarse en momentos de miedo, soledad o angustia, para conciliar el sueño y hasta para calmar algún dolor de estómago.

La etapa oral
El niño se encuentra en la etapa oral y más adelante, pasados unos dos o tres meses, parte de su aprendizaje lo hace a través de llevarse todo a la boca, explora su entorno y de esta manera conoce sabores, texturas, temperaturas y aunque no lo creas, hasta formas y tamaños.

Cuida sus dientes
Si el chupón no es el adecuado (pregunta a tu pediatra cuál es el más recomendable), así como chuparse el dedo, pueden causar problemas dentales.

Para dejarlo
Observa cuando tiene necesidad de recurrir a este hábito y dale opciones para resolverlo. Debe ser por convencimiento y no quitárselo cuando tú desees, él debe estar de acuerdo.
Explícale que los niños “grandes” ya no usan chupón ni se chupan el dedo; que cada vez que use una opción diferente, vas a poner una estrellita en una hoja y que cuando junte cinco o 10 (las que tú decidas), le darás un premio.
Ayúdale en el proceso para dejar este hábito, le será más fácil con tu apoyo.

También podría gustarte
Comentarios