Combate la celulitis

iStockphoto/Thinkstock

La celulitis es a las mujeres lo que la calvicie es para los hombres: todas la tememos y quienes no la padecen son las menos. Y es que no hay una receta para escapar de ella. Igual la sufren jóvenes y maduras, delgadas y regordetas, atléticas y perezosas. Esto se debe a que el origen de la celulitis se encuentra en cuestiones hormonales, lo cual también explica por qué no se presenta en los hombres y, en contraste, la padezca alrededor del 90 por ciento de las mujeres.

Las hormonas provocan que las células grasas se acumulen y sean comprimidas por los tejidos que las rodean. El resultado es una “piel de naranja” que suele concentrarse en caderas, muslos, glúteos y, a veces, hasta en el abdomen.

La maldición femenina
Las causas más frecuentes de la celulitis se relacionan con el aumento de estrógenos en el organismo; en otras palabras, con la pubertad, el embarazo, los periodos de ovulación y el uso de anticonceptivos. El aumento en los niveles hormonales estimula la acumulación de líquidos y toxinas en los tejidos. La situación se complica al combinarse con una mala alimentación y una vida sedentaria.
El estrés también contribuye a empeorar este mal. Como la ansiedad incrementa la producción de hormonas, los tejidos reciben una cantidad mayor de toxinas que terminan acumulándose debajo de la piel.

Otro factor a considerar son los problemas digestivos. Un mal funcionamiento de este sistema reduce la oxigenación de las células, lo cual llena la sangre con materiales de desecho difíciles de expulsar. Algo parecido ocurre cuando la irrigación sanguínea es deficiente por problemas hepáticos o una mala circulación. La respiración insuficiente también suele provocar la aparición de celulitis. Si tienes el hábito de fumar, el tabaco deteriorará la circulación a nivel celular.

Consejos para reducir la celulitis
• Ejercítate continuamente. Camina siempre que te sea posible.
• Haz pesas y otros ejercicios tonificadores. La celulitis no desaparecerá, pero se disimulará si tus músculos están firmes. Si necesitas permanecer mucho tiempo sentada, levántate constantemente para motivar la circulación.
• Si parece que la celulitis apareció o aumentó después de haber iniciado un tratamiento hormonal, verifica que éste no sea el responsable.
• Los masajes diarios ayudan a mejorar la apariencia de la celulitis. Procura emplear productos y aceites especiales cuyos ingredientes activen la circulación.

Relajarse, un buen consejo
Un alto nivel de estrés incrementa la cantidad de toxinas en el organismo. Aparta tiempo que sea únicamente para ti; durante éste, aleja de tu mente el trabajo y la familia. También puedes practicar alguna disciplina como yoga, tai-chi o recurrir a la aromaterapia.

 

Para más información:

Skin Tightening contra celulitis y flacidez

Celulitis: contrólala y redúcela

Coctel botánico contra la celulitis

 

 

También podría gustarte

Comentarios