Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

¿Cómo aprenden los perros?

El ser humano tiene diferentes métodos de aprendizaje. A diferencia de los animales, nosotros podemos abstraer y deducir, mientras que ellos aprenden a base de prueba y error.

A partir de los 21 días de nacido se puede decir que los perros comienzan a aprender. En esta etapa, conocida como de socialización, los cachorros interactúan con el mundo que los rodea a través del juego, la investigación y el contacto. Por ejemplo, un perrito intenta jugar con un balón. Todo va muy bien mientras lo empuja y el balón rueda. De pronto el can muerde el balón y éste produce un ruido terrible que lo asusta. El cachorro sale corriendo lejos del balón, pero una vez que supera el susto, regresa a ver el balón ponchado. ¿Cree que haya aprendido la lección? En realidad no. El perrito necesitará repetir la acción
y obtener el mismo resultado para realmente generar una asociación de ideas y aprender que no debe morder el balón

La primera impresión es importante
Otro ejemplo de cómo aprenden los perros sería el siguiente: Un cachorro se acerca por primera vez a un gato. La reacción del minino afectará la manera en que el perrito se relacione con los felinos en el futuro:
a) El gato arquea su espalda, gruñe, adopta una actitud ofensiva y rasguña al cachorro en la cara.
Efecto: El perrito se asusta y le duele el rasguño. Llora, se aleja del minino y aprende a no acercarse a los gatos.

b) En otro escenario, en lugar de atacar al perro cuando éste se acerca, el gato huye y el cachorro reacciona corriendo tras él.
Efecto: Como el perrito se ha divertido mucho al corretear
al felino, la próxima vez que vea uno se acercará a él con mucho entusiasmo esperando poder correr tras él.

c) En una tercera opción el perro se acerca al gato, éste le gruñe, pero no se mueve. El cachorro se queda sorprendido y no sabe qué quiere decir ese sonido que hace el gato.
Por lo tanto, se acerca una vez más y el minino repite el gruñido. El cachorro se aburre y se va.
Efecto: El perro aprendió que los gatos son raros y no vale la pena perder el tiempo con ellos.

Para que su perro aprenda
Cada perro es diferente y vale la pena descubrir qué es lo que al suyo en particular le gusta o disfruta más y qué sonidos o señales le llaman más la atención.
•    Los cachorros, prestan atención por muy poco tiempo, por lo que es importante que el tiempo que pase entre la acción deseada y la entrega del premio sea muy corto (menos de un segundo).
•    Pruebe experimentar con diferentes tonos de voz para ver qué es lo que mejor funciona. En la mayor parte de los casos los cachorros responden a las voces alegres, entusiastas y agudas. Procure hablarle en un tono de voz bajo para que el perro preste atención. A veces un susurro funciona mejor que un grito.
•    Siempre háblele a su mascota cuando lo premie; con el tiempo sólo necesitará hablarle, pero al principio es mejor reforzar el aprendizaje con otras experiencias agradables como una galleta.
•    Las sesiones de entrenamiento con su cachorro deben ser cortas, divertidas y terminar siempre con un rato de juego. Utilice juguetes que llamen su atención.

También podría gustarte
Comentarios