Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Cómo comunicarte con tu pareja

Ser diferente no significa ser malo. Esto viene desde que somos niños y nos educan diferente. En general, a las mujeres se nos permite expresar nuestros sentimientos por medio del llanto y a ellos a través del enojo; las mujeres compartimos con nuestras amigas mediante pláticas, ellos buscan a sus compañeros por la compañía simplemente; a nosotras nos enseñan juegos de cooperación y a ellos de competencia; si eres mujer te hacen muchas fiestas al mostrar tus sentimientos, ellos son criticados con severidad si se atreven.

Nosotras somos mucho más expresivas, abiertas y hábiles para manejar nuestras emociones; ellos son más directos y concretos.

Cómo se comunican
•  Los hombres son más simples al hablar.
Para ellos, las respuestas cortas son perfectamente aceptables; para nosotras, son señales de enojo.
•  Suelen ser más directos y claros que las mujeres. Nosotras solemos optar por las formas sutiles. Si un hombre pregunta ¿qué te pasa? y tu respuesta es “nada”, él te creerá (aunque se lo hayas dicho con cara de mártir) y reaccionará como si nada malo ocurriera. No buscará interpretar tu respuesta.
•  Hablan y entienden en forma concreta. No son muy afectos a los mensajes ocultos y las indirectas. Si él te pide por favor que le pases el pan, sólo quiere decir eso. No te está reprochando que no esté sobre la mesa, ni insinuando que prefería tortillas.
•  Es raro que deliberadamente quiera molestarte. Si te dice algo que se pueda interpretar de dos formas y una de ellas te hace sentir mal, su intención, seguramente, era la otra.
Por absurdas que parezcan las motivaciones de la pareja, siempre es fundamental que reconozcamos que las dice por algo y ese “algo” es la llave que nos ayudará a llegar al fondo de su alma. Así, al encaminarnos en un proceso de escucha profunda, estamos en el camino correcto hacia la comunicación profunda, ésa que nos hace sentir uno mismo con nuestra pareja.

Capacidad femenina
A lo largo de la historia, las mujeres hemos desarrollado una gran capacidad de empatía, es decir, de sintonizarnos con las necesidades emocionales de los demás. Algunos dicen que se debe a las labores relacionadas con la maternidad y el cuidado del corazón de los nuestros, otros explican que se trata de un condicionamiento biológico
y unos más, indican que esto tiene un origen educativo.
Cuando las cosas estén tensas, lo más probable es que él reaccione a través del enojo, mientras que tú lo sacarás con llanto o pláticas. Al igual que a ti te ponen a temblar sus ataques de furia, a él le sacan de quicio tus estallidos de llanto. Los seres humanos tendemos a rechazar lo que no comprendemos, pero si entiendes que simplemente se trata de formas de liberar la presión, te aseguro que sufrirás menos. No te ofendas, no lo hace por lastimarte.
No es obligatorio que a ambos les guste lo mismo. Tampoco te molestes si no es capaz de darte su opinión acerca de cuál de los 20 vestidos que te probaste se te ve mejor.
Tal vez le sea tan difícil como a ti comprender el placer de un domingo con cervezas, mucha comida y amigos frente al televisor, para compartir la emoción de un partido de futbol.
Una relación de pareja que aspira al mutuo enriquecimiento se construye con amor, respeto, paciencia e inteligencia. Inténtalo… vale la pena.

5 consejos para escuchar
1. Déjalo hablar. Dale un espacio en donde él pueda decir lo que quiera, sin interrupciones, reclamos, ni muecas de reprobación. Si te dice algo en lo que te sientas agredida, respira profundo y sigue escuchando sin defenderte en ese momento. Ten paciencia, muchos hombres no acostumbran decir lo que sienten, pero con tu comprensión y apoyo, poco a poco lo hará mejor.

2.
Asiente mientras escuchas. Cuando hayas logrado que él suelte lo que trae dentro, centra toda tu atención en lo que te dice. Míralo a los ojos y muestra empatía con frases como “sí, entiendo” o “sé lo que sientes”, sin ponerte a hablar de ti. Hazle sentir que en ese momento él es lo más importante.

3.
Repite sus palabras. Está comprobado que los seres humanos respondemos positivamente a nuestras propias frases y palabras, si éstas son dichas de manera positiva y sin burlas. Así, cuando él termine de hablar, es bueno que tú le digas: “entiendo que lo que quieres decirme es…”. De esta manera, tu pareja sentirá que estás haciendo un verdadero esfuerzo por comprenderlo.

4. No lo presiones a hablar. Hay personas de pocas palabras. Por más que quieras que diga algo, quizá él no se sienta preparado para hacerlo. No es bueno forzar las situaciones.

5.
Escucha el lenguaje de los hechos. Hay hombres que actúan en vez de hablar. Será muy inteligente de tu parte que aprendas a leer su buena voluntad en hechos concretos.

Quizá le hayas pedido que te diga que te quiere más a menudo y te haya respondido con la compra de un seguro de vida… para él, “te quiero” significa pensar en cómo protegerte si faltara. Valóralo.

También podría gustarte
Comentarios