Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Cómo dar el buen ejemplo a los demás

Una de las frases famosas de Albert Einstein es: “Dar ejemplo no es la principal manera de influir sobre los demás, es la única”, y esta expresión invita a reflexionar sobre el impacto de las personas que tienen fama, en aquellas que los siguen. Ahora, a diferencia del pasado, las figuras públicas son cada vez más, ya que los medios de comunicación han expandido sus horizontes.iStockphoto/Thinkstock

No sólo es conocido el que aparece en televisión, habla en la radio, es político o deportista; el Internet ha llevado a otra dimensión la difusión de personas, así como las redes sociales han cobrado mucha relevancia en la vida actual, y nadie pone en duda que son una herramienta valiosa para estar informado, contactar gente, divertirse, entre otras muchas actividades que ofrecen.

Ante este escenario en el cual vemos medios de comunicación que lanzan a la fama una larga lista de personas, las figuras públicas tienen una responsabilidad muy grande, ya que seguramente habrá gente que se identifique con lo que dicen o hacen, y deben buscar ser ejemplares en todos los aspectos de la vida, con las virtudes y defectos que cada uno tengan. Pero, ¿qué hacer cuando alguien a quien admiramos comete un error, o no estamos de acuerdo con su proceder?

A prueba de todo

Si una figura pública tiene actitudes reprobables, no debemos justificar lo que hacemos con base en ellas, hay que delimitar con nuestro criterio lo bueno y lo malo para después actuar. Y por supuesto, admitir que nos podemos equivocar y disfrutar cuando la decisión fue correcta.

Los padres tenemos un gran reto, y éste es educar a los hijos de la mejor manera posible y saber que siempre están observando nuestras actitudes, lenguaje, es decir, y general nuestro comportamiento. Con lo anterior, quiero dejar claro que debemos buscar que ellos nos sigan y tengan toda la confianza para cuestionarnos, acercarse y preguntar de cualquier tema y de este modo evitar, encuentren respuestas con personas que no los pueden guiar de manera adecuada.

La responsabilidad es un valor que se tiene que promover, debemos saber qué hacer con la información que poseemos para discernir qué está bien y que está mal y esto lo deben saber nuestros hijos. En la vida, habrá decisiones que se toman en equipo, como en el caso de la familia, y es muy importante tener una opinión sensata y acorde al objetivo trazado.

Dentro de la familia, se pueden fortalecer las opiniones de los hijos a fin de que tengan un criterio claro para que haya problema en distinguir lo adecuado o no para su vida. Si esto se logra, el deportista, cantante o figura pública que sigan, lejos de ser un temor, podrá ser una buena referencia, ya que ellos sabrán encontrar la cualidad o virtud de ese personaje.

Todo esto se logra con una buena comunicación desde temprana edad y creciendo al lado de personas, que con su ejemplo, transmitan señales positivas a los que los rodean.

Admirar a alguien no implica hacer exactamente todo lo que él hace, porque seguramente cometerá errores, es saber qué cosas buenas hay que reconocerle, aprender e incluso, reproducir con nuestro sello. Esto es lo que nos hace únicos y diferentes a los demás.

*Joaquín Beltrán, comentarista de deportes.
“La perseverancia es el motor del éxito”.

También podría gustarte
Comentarios