Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Cómo hidratar a un niño

El agua y las sales que se pierden con los vómitos y la diarrea deben ser repuestos con una solución de rehidratación oral. La cantidad a administrar es de aproximadamente 10 ml/kg de peso después de cada vómito o evacuación. En niños mayores de 20 kg es suficiente con un vaso (aproximadamente 200 ml). Si el niño quiere más líquido puede tomar agua normal. La forma de administración es en pequeños tragos (5-10 ml) cada 5 minutos. Si el niño vomita es conveniente esperar 15 minutos y volver a iniciar la administración de la solución.

Las preparaciones de rehidratación tienen mal sabor, por lo que en ocasiones es necesario administrarlas con cuchara o jeringa; sin embargo, los niños que comienzan a estar deshidratados beben la solución con gran avidez.

También podría gustarte
Comentarios