Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Comprensión y compañía en la diabetes

 

iStockphoto/Thinkstock

Si te toca convivir de forma cercana a una persona que padece esta enfermedad, es posible que en más de una ocasión hayas puesto en duda su decisión de no realizar alguna actividad con la que ya se había comprometido y asumas que cada vez que dice que se siente cansado o indispuesto, desea llamar la atención.

Estos cambios de ánimo y el cansancio en quienes viven con diabetes ocurren y no son producto de la imaginación, más bien pueden ser una señal de que, en efecto no la está pasando bien y es aconsejable hacer una revisión del tratamiento médico al que está sometido, así como también resulta valioso constatar que no se trate de depresión.

Observar en qué momento de la enfermedad se presentan, considerar la edad del paciente y sus hábitos de vida, ayudarán a detectar la verdadera causa de sus alteraciones del ánimo y de su capacidad física.

La mayoría de quienes son diagnosticados con diabetes, tienen un antecedente negativo del padecimiento, ya sea porque conocen casos de personas que no recibieron la atención pertinente y, por ende, el desgaste físico fue mayor o porque el concepto de “enfermedad crónico degenerativo”, se asume como una sentencia de muerte, aunque la realidad es diferente.

Esto explica por qué pueden caer en depresión que los desprende de sus ánimos. “Estas ideas influyen en la manera en que se desenvuelve el individuo, esta sensación de pérdida y vulnerabilidad, afecta emocionalmente, la calidad del sueño, desarrollan insomnio y esto se refleja en sus capacidades”, dice el doctor Martín Yáñez Reyes.

Comstock/Thinkstock

A nivel físico, dice el especialista, el decaimiento puede responder a que no se siguen los cuidados recomendados, pues afirma, hacerlo asegura una mejor calidad de vida, ya que se nivelas las concentraciones de azúcar en la sangre, la presión arterial, el funcionamiento del organismo, disminuye alteraciones de las extremidades, de los órganos blancos y repercute en el ánimo y la confianza.

La forma efectiva de evitar que exista manipulación es brindarle apoyo, comprensión, compañía, respeto a sus temores y preocupaciones, así como generar redes de comunicación para que el paciente con diabetes pueda expresar libremente y sin temor a ser juzgado, sus necesidades y los efectos positivos o negativos con respecto a su salud.

Recuerda que el principio de los malos entendidos es la incapacidad para decir la verdad con plenitud.

Consejos para un mejor entendimiento

  • Créele cualquier síntoma que te describa, entiéndelo y busquen una respuesta juntos.
  • Elaboren una lista de cambios que se presenten tanto emocionales como físicos y háblenlo con el doctor.
  • Dispongan de una variedad de actividades tanto activas como pasivas, a fin de tener entretenimiento cualquiera que sea su estado de ánimo.
  • No permitas que se detenga en pensamientos negativos, conversa con el paciente y destaca los aspectos positivos de su vida y su persona.
  • Permítele expresarse con libertad y que no se sienta recriminado cuando opta por abandonar sus ocupaciones.

Para leer

Mi solución a la diabetes, Editado por Clínica Mayo

Conocerte a ti mismo, esculpe tu carácter”.

 

¿Y tú, tienes familiares diábeticos? ¿Qué cuidados tienes con ellos?

También podría gustarte
Comentarios