Conoce los alimentos orgánicos

El sello de alimentos orgánicos se aplica no sólo a los ingredientes del producto animal o vegetal, sino también a la alimentación de los animales, al trato que se les da, al manejo de los desperdicios y además, indica que los métodos de producción utilizados se enfocan en minimizar la contaminación de aire, suelo y agua.

Alimentos que equilibran el ecosistema

Los alimentos orgánicos son producidos de forma biológica, de una manera respetuosa con la tierra y la naturaleza, con base en el desarrollo sustentable. Son cultivados sin productos químicos, ni semillas sintéticas, según las fórmulas agrícolas tradicionales y se presentan con envolturas ecológicas, para así también evitar contaminación por  los desechos de envase y embalaje. Además, promueven una solución a graves problemas ambientales, sanitarios y sociales generados por la agricultura intensiva. Además, contribuyen al equilibrio del ecosistema.

Los efectos adversos

Hoy en día se conocen muchas enfermedades y su asociación con aditivos o sustancias químicas utilizadas industrialmente en la producción de alimentos. Ejemplo: problemas de fertilidad, del sistema inmunológico, cáncer  y un sinnúmero de enfermedades crónico degenerativas  se han asociado al alto consumo de aditivos, colorantes, conservadores, pesticidas, fármacos, hormonas y demás sustancias que contiene la comida. Es por esto que la alimentación orgánica ha cobrado tanto auge, pues se basa en el principio real de que nuestra salud está relacionada directamente con los alimentos que ingerimos y con la riqueza de la tierra de cultivo.

Creatas/Jupiterimages

Ventajas de una dieta natural

Las dietas a base de alimentos orgánicos ganan cada vez más seguidores. Los consumidores estamos más preocupados por el alto índice de enfermedades y más pendientes de nuestra salud. La alimentación orgánica y ecológica se convierte en una alternativa, una nueva opción para  el consumo responsable y sostenible.  Los alimentos orgánicos son de mejor calidad; poseen un alto valor nutritivo (las tierras no están desgastadas, son cuidadas y respetadas), y son cultivados respetando el tiempo real de crecimiento natural de las plantas, por lo que cuentan con el tiempo suficiente para contener los nutrimentos que deberían tener por naturaleza. Además, hay garantía de que no contienen aditivos ni sustancias tóxicas acumulables, y tienen mayor concentración de antioxidantes que los convencionales.

9 buenas razones

Constantemente, nuevos estudios salen a la luz revelando las ventajas de la dieta orgánica y saludable. Las dietas saludables con productos de cultivo biológico:
1. Disminuyen niveles de aditivos y productos tóxicos  no detectables en cualquier persona, pero sobre todo  en niños, mujeres embarazadas o lactantes.
2. Ayudan a eliminar sustancias tóxicas.
3. Protegen a los niños de concentraciones altas de sustancias dañinas para las células (los niños de ahora consumen mucho más aditivos de lo que hicimos nosotras o nuestros padres y abuelos).
4. Los alimentos orgánicos son una mayor fuente de micronutrimentos como vitaminas y minerales; son más equilibrados en nutrientes.
5. En el engorde y la cría del ganado no se utilizan antibióticos, hormonas o medicamentos perjudiciales para la salud.
6. Contribuyen a la descontaminación del aire, del agua, del suelo, conservan la flora y la fauna.
7. Evitan el despilfarro de energía, al dosificar el uso excesivo de maquinaria.
9. Fertilizan la tierra y frenan la desertificación. Fomentan la biodiversidad.

Cómo comprarlos

Te damos varios consejos para asegurarte de que los alimentos que estás consumiendo son orgánicos: Si estás comprando de un distribuidor mayorista, busca el nombre de ese distribuidor en alguna Asociación Nacional que agrupe tanto a los productores como  a los distribuidores orgánicos.  Elige “alimentos orgánicos certificados”, es decir, que tengan una etiqueta que los distinga como tales.  Busca en el envase el nombre del productor y su número de certificación orgánica. No te confundas con los productos que digan ser “naturales” o “libres de químicos”, cuando la etiqueta de certificación orgánica no exista.

Empezar… hace  la diferencia

Aunque un producto diga “orgánico” no quiere decir que todos los ingredientes de éste sean orgánicos. Algunas veces dicen 65% orgánico 
y esto significa que en su mayoría, sus ingredientes están libres  de sustancias tóxicas.  Es importante considerar en nuestro país que mientras estén tan caros los productos orgánicos, con hacer cambios pequeños 
en nuestra alimentación es suficiente. Si deseas obtener estos beneficios, puedes empezar comprando huevo, leche, carne o productos que consumes a diario. La dosis hace al veneno y aunque sólo el 20% de tu alimentación sea orgánica, estarás consumiendo 20% menos de sustancias peligrosas y acumulables para la salud. Probablemente si cada vez somos más los consumidores orgánicos, pronto tengamos más oferta y mejores precios, ya que éste es el principal problema con los alimentos orgánicos en nuestro país. Cualquier cantidad, por pequeña que sea, hace la diferencia: comienza a buscar los productos orgánicos que más te convengan.

También podría gustarte

Comentarios