¿Conoces tu cabello?

Has escuchado muchas frases sobre tu cabello: que es el marco de tu cara, que puede cambiar tu look, yadda yadda. La realidad es que, aunque todo es cierto, muchas veces no cuidamos nuestro cabello porque no lo conocemos bien.

Durante mucho tiempo, sólo había dos tipos de productos: para cabellera grasa y para cabellera seca. Con el tiempo, resultó que a diferencia del cuidado de la piel no todos los cabellos reaccionaban igual. Aunque ya nos fuimos al otro extremo y hay demasiados productos especializados, el método más simple para cuidar bien tu cabellera es definir si es lacio, rizado u ondulado.

• En promedio, tu cabeza tiene 120,000 cabellos. Para que el conjunto se vea bien, cada uno debe estar en buenas condiciones (o fingir que lo está).

• La superficie de tu cabello se llama cutícula. Si tu cabello es lacio y la cutícula está sana, reflejará la luz… ¡y brillará!

• Puedes dañar la cutícula cuando secas tu cabello con la pistola, lo alacias, usas tenazas o lo cepillas demasiado fuerte. Cuando la cutícula se rompe, deja de reflejar la luz, se ve reseco y es propenso al frizz.

CABELLO RIZADO

Medio mundo mataría por tener tus rizos, pero a veces te dan ganas de matarlos a ellos. Tu cabellera es seca y, por su forma, no refleja mucho la luz. Como se enreda, se rompe con facilidad y las puntas se abren. Y ya ni hablar del frizz: basta un poquito de humedad en el ambiente para que tus aclamados rizos se conviertan en un monstruo difícil de controlar.

Cómo cuidarlo
• Lavado

No lo laves a diario, pues se deshidratará y aumentará el frizz. Deja que produzca sus propios aceites para controlarlo con más facilidad. Si “necesitas” lavarte tu cabellera a diario, sólo mójala y añade acondicionador, evitando el shampoo.
• Acondicionado
Prefiere los acondicionadores que no necesiten enjuagarse. Dos veces al mes, aplica un tratamiento de aceite caliente.
• Secado y peinado
No frotes tu cabellera con la toalla. Retira el exceso de agua, aplica crema peinadora mientras siga húmedo y déjalo secar naturalmente.

Tip y mito del cabello rizado
• Tip.
Si tus rizos amanecen aplastados, masajea con suavidad tu cuero cabelludo para crearle volumen.
• Mito.
No necesitas traer el cabello largo para que luzca bien. ¡Lo que sí necesitas es un buen corte! Haz la prueba con un corte en capas.

CABELLO ONDULADO

¿Cómo saber si tu cabello es ondulado y no rizado? Fíjate cómo actúa después de lavarlo: es ondulado si se forman ondas, y no rizos, especialmente en las puntas.

Tu cabellera suele ser gruesa y manejable, y se ve bien larga o corta. Sólo tiene dos problemas: es sensible a la estática (alias frizz) y no tiene volumen en las raíces, lo que puede darle una forma de campana a tu cabeza.

Cómo cuidarlo
• Lavado
Trata de dejar pasar un par de días entre shampoos. Si tienes la cabellera larga, prefiere los productos que aumenten su volumen. El que tenga ondas no significa que no pueda aplastarse.
• Acondicionado
Prefiere los acondicionadores que no se enjuagan: crearán una capa protectora entre la cutícula y la humedad ambiental.
• Secado y peinado
Presiona ligeramente tu cabellera con la toalla, sin frotarla. Para peinarla, aplícate crema peinadora o anti-frizz. Después, separa tu cabello en mechones, dale forma a cada uno y espera a que sequen naturalmente. Si tienes prisa, aplica un poco de mousse en las raíces y sécalo con aire tibio.

Tip y mito
• Tip. Para evitar la estática, aplica un poco de fijador en spray… ¡pero en tu cepillo! Luego pásalo por tu cabello.
• Mito. El que tus puntas no se noten a simple vista no significa que no puedan romperse. Corta tu cabellera con frecuencia.

CABELLO LACIO

Suele ser fino y delgado sí, incluso aunque parezca que tienes una cabellera espesa. En realidad, ¡tienes MUCHOS cabellos finos! Este tipo de cabello luce bien largo o corto, pero tiende a lucir aplastado. Su cercanía a las raíces también provoca que se ensucie con facilidad.

Cómo cuidarlo
• Lavado

Como tu cabello se ensucia con facilidad, lávalo a diario. Prefiere un shampoo suave, bajo en detergentes y con altos niveles de humectantes. Otra opción son los shampoos 2 en 1, pues ya incluyen acondicionador, así como los shampoos especiales para engrosar el cabello (busca que traigan “pantenol”).
• Acondicionado
No te pongas mucho acondicionador: añadirá peso a tu cabello y lo aplastará. Si puedes, acondiciona tu cabello un día sí y un día no.
• Secado y peinado
Para que quede lacio, usa una plancha o una secadora. Para crear volumen, ponte mousse o gel en las raíces y sécalo con pistola. Para que brille más, procura que la última pasada sea con aire frío.

Tip y mito
• Tip.
Evita los productos que tengan alcohol entre sus tres ingredientes principales. El alcohol ayuda a controlarlo, pero hará que parezca más delgado.
• Mito. ¡No te la pases tocando tu cabello! El calor y el aceite en tus manos lo ensucian con más rapidez. Si quieres mantener tu cabello limpio y con volumen, ¡no lo toques!

CABELLO PROCESADO
El cabello procesado es cualquiera que ha recibido algún tratamiento como coloración o permanente (da igual si lo enrizaste o lo alaciaste). Los químicos usados en el proceso tienden a volverlo frágil y débil, por lo que se puede romper. También brilla menos que el cabello al natural.

Cómo cuidarlo
• Lavado

Busca productos especiales para cabello procesado. Si tiene coloración, busca un shampoo especial para cabello teñido. Si lo enrizaste, busca shampoos humectantes y aplícalos sólo en las puntas.
• Acondicionado
Necesitas un acondicionador que se enjuague. Frota suavemente tu cabellera hasta que el agua salga limpia.
• Secado y peinado
Déjalo secar al natural. Para que no se se deshidrate, aplica serum en las puntas.

Tip y mito
• Tip. Toma cinco o seis cabellos y colócalos en un vaso con agua. Tócalos con tus dedos: si se hunden, es porque absorben agua y están dañados. Si flotan, están saludables.
• Mito. Añadir color o permanente no provoca caspa. Si descubres alguna resequedad en tu cuero cabelludo puede estar irritado por el shampoo que usas actualmente. Cambia a un shampoo más suave y bajo en detergentes; si la situación no mejora, ahora sí recurre a productos antica.

 

También podría gustarte

Comentarios