Consejos de iluminación

La iluminación puede revivir o cambiar la “actitud” de cualquier habitación de tu casa. Bien armada con una estrategia y conocimientos prácticos de ambientación,
tú misma puedes darle un toque sensual a un simple rincón o hacer lucir tu comedor como el sitio ideal para una elegante reunión social, recurriendo solamente a la iluminación. A este tipo de ambientación se le llama Mood lighting, o algo así como “Iluminación de actitud”.

Si te interesa implementar Mood lighting en tu casa, debes primero establecer qué acento quieres darle a cada espacio y si el efecto que le dará la luz es adecuado para sus dimensiones, orientación y propósito.
Para empezar, necesitas saber con qué cantidad de luz natural cuenta, lo cual es posible observando la habitación a diferentes horas del día. Recuerda que mucha de esta luz depende de la orientación de las ventanas y tragaluces, por lo que cada habitación puede tener una iluminación completamente distinta a otra, aunque sean contiguas.

Un estilo para cada espacio
También hay que considerar la iluminación artificial propicia para cada espacio, según el uso para el que está destinado y el estilo que pretendes darle. Un comedor o una sala pueden quedar perfectos con una luz central
en el techo, y un par de lámparas que suavicen los ángulos en dos esqunias opuestas.

En el caso de tu recámara, es posible darle una apariencia acogedora, relajada, o romántica únicamente con la intensidad y distribución de las fuentes de luz. Por ejemplo, puedes instalar en tus lámparas un dimmer o regulador de la intensidad que te permita suavizar o aumentar la luminosidad de acuerdo al efecto que quieras lograr. Una lámpara de buró con una pantalla adecuada, además de ser útil para leer en la cama, puede igualmente añadir cierto toque de romanticismo al espacio. No descartes los métodos tradicionales: enciende algunas veladoras aromáticas para inensificar el ambiente.

En cuanto al cuarto de los niños, lo mejor es mantener una buena iluminación pero teniendo cuidado en que no sea demasiado fuerte. La luz puede ayudarte a mantener la energía positiva en el lugar. Es posible hacer coincidir el matiz de la iluminación con el color preponderante de la decoración, por ejemplo si ésta es azul, puedes escoger una pantalla o una fuente de luz del mismo color, aunque fíjate en sus matices, pues podría “enfriarla” demasiado.

Festivo o romántico
Para crear una atmósfera vital paralela a la que proporciona la luz natural y para complementar la iluminación ambiental en la sala, lo mejor es utilizar tubos de neón detrás de un cortinaje de pared a pared sobre las ventanas. Para dar un efecto festivo, instala pequeños spots en las macetas de tu patio o terraza. En caso de que la fiesta sea sólo para dos y requieras de un mayor nivel de romanticisimo, coloca espejos y candiles y otros objetos con superficies brillantes para acentuar los reflejos.

También podría gustarte

Comentarios