Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Consejos médicos acerca de tu bebé

Un escudo protectorHemera/Thinkstock El pediatra infectólogo del Instituto Nacional de Perinatología, Javier Mancilla, dice que una de las cosas más importantes en la vida del niño es aplicar todas las vacunas existentes para protegerlos de enfermedades prevenibles, lo cual les garantiza una mejor calidad de vida. En la misma escala se encuentra el cuidado ante las infecciones respiratorias y gástricas, que pueden afectar el desarrollo óptimo de los niños.

Prevenir accidentes
El mundo infantil ideal comienza por dotarlo de condiciones sanitarias adecuadas, así como de la eliminación de los factores de riesgo de accidentes, estufas al alcance de los menores, contactos de energía eléctrica abiertos y tóxicos en lugares de fácil acceso, entre otros. Los accidentes caseros son una constante y siempre hay que tener la guardia en alto, pues incluso cuando se da una caída, el papá o la mamá llegan a dar jalones de brazos a los niños y esto puede causar luxaciones. Hay que mantener la protección adecuada, pero “no hay que cuidarlos de todo. Si va a gatear, debe hacerlo en un piso normal, pero debe ser un niño bien nutrido, vacunado”. En este escenario se debe tener en mente que cuando comienzan a ir a la escuela se amplían los riesgos y las guarderías son lugares propicios para contagios, como lo son otros lugares cerrados, incluso hospitales, en donde las bacterias se vuelven resistentes, por eso “hay que proteger a los niños con más rigor, aplicándoles las vacunas”.

Las claves del llanto
La forma y el sonido del llanto de los recién nacidos permiten detectar problemas de sordera y asfixia, según las investigaciones realizadas por especialistas en computación, pediatría, neonatología y comunicación humana. Todo comenzó con el estudio de las características acústicas del llanto para detectar estados anímicos o fisiológicos, como hambre, dolor, incomodidad, sueño. De acuerdo con el jefe del proyecto, el doctor Carlos Alberto Reyes, el llanto de un bebé con sordera “es muy pausado, aunque en intensidad es semejante al de un bebé normal. Las pausas son notorias y se acompañan de un jadeo”. Cuando el niño es víctima de asfixia, “la única diferencia apreciable es la intensidad, la cual es muy baja”. Para el investigador, éstas son algunas de las cosas que pueden detectarse en forma auditiva, pero no son las únicas que registra el sistema de detección de niveles del llanto del bebé, pues reconoce otras que no son perceptibles para el oído, pero que se pueden estudiar a partir de su visualización en gráficas o en los modelos de computadora.

El lenguaje del bebé
Los niños pequeños tienen una forma especial y tierna de comunicarse y lo hacen especialmente con su madre. Es bueno, desde los primeros días de vida, alentar sus balbuceos y un poco después la imitación de sonidos, dice Gabriela Gurza, psicoanalista con más de 20 años de experiencia en cuestiones emocionales de los pequeños.
Cuando pasan las semanas, hay que jugar con los bebés y hacer sonidos de animales, como perro: /gua-gua/; gato: /miau-miau/; pollito: /pío-pío/; vaca: /muu-muu/; borrego: /bee-bee/; caballo: /iii-iii/; gallo: /ki-ki-ri-kí/. Es recomendable, dice la especialista, leer al pequeño diariamente durante unos 15 minutos, puede ser antes de dormir. Hay que elegir libros adecuados a su edad, con ilustraciones atractivas o que incluyan texturas que él pueda tocar, de manera que se le facilite asociar las imágenes con sus nombres o su descripción. “La ternura que un bebé de escasos meses de nacido explaya a sus padres cuando sonríe, es una primera manifestación del lenguaje que el infante comenzará a desarrollar con rapidez en los siguientes años de su vida”, apunta la doctora Gabriela Gurza.
Según la psicoanalista, colaboradora del centro de Psicología y Educación Integral, el niño asimila el lenguaje a partir de su convivencia con los otros, siendo los padres los primeros en transmitirlo, “y es un problema importante que la estimulación temprana no se esté realizando adecuadamente”. Es conveniente iniciar con palabras relativas a alimentos, animales, juguetes y acciones.

También podría gustarte
Comentarios