Consejos para sentirte y ser bella

Ser bella va más allá de cumplir con las expectativas de la gente o de una sociedad que piensa que sólo las espirifláuticas o las mujeres con un busto grande son las únicas hermosas. Basta mirar alrededor para darnos cuenta que sólo un porcentaje muy pequeño de las mujeres cumplirían con los estándares de belleza que todas perseguimos.

Los obstáculos están en tu mente

Jupiterimages/Pixland/Thinkstock

Muchas veces te dejas llevar por lo que tu mente te dicta acerca de esa imagen en el espejo, pues piensas: Cuando logre deshacerme de esos gorditos, podré ser bella. Pero la verdad es que TÚ YA TE VES ESPECTACULAR. El problema es que la primera que debe convencerse de ello eres tú. Realiza un ejercicio personal y tómate un tiempo extra por la mañana para verte como te gusta; comprobarás que al salir por la calle, tendrás una nueva actitud y al sentirte hermosa, los demás lo notarán y hasta te preguntarán: “¿Qué te hiciste?”

Consiéntete

Los castigos que nosotras mismas nos imponemos son los que más duelen, pues en más de una ocasión te habrás aguantado las ganas de comerte un pastelito o de comprarte un vestido que te encanta porque te has portado mal en tu dieta y esto no significa que vas a comprar todo lo que veas o que te comerás un pastel entero, sino que no te vas a auto-flagelar discriminándote tú misma, pues cuando alguien diga que no te quieren por estar gorda o flaca, lo creerás porque tú ya lo pensaste primero.

Consejos para sentirte bellaNo creas todo lo que ves

Desafortunadamente, la televisión y los medios suelen ser los responsables de que nos miremos con desdén, pues presentan la imagen de una mujer exitosa como: delgada, con cabello rubio y pechos grandes. Sin embargo, te reto a que voltees a ver a las mujeres que consideras exitosas; te darás cuenta que no son perfectas y que –tú como ellas– puedes lograr tus metas, aún con algunos kilitos de más.

Lo que importa es lo de adentro

Hemos comprado esta idea para respaldarnos en el hecho de no preocuparnos por nuestro físico y aunque es verdad que no debemos dejarnos llevar por lo que vemos en primera instancia, es importante reconocer que una persona demuestra cuánto se quiere de la manera en la que se cuida y con esto, no me refiero a que busques ser perfecta, sino a sacarte partido tal cual eres, recuerda que por ello hay muchos modelos y diseñadores, elige ropa que te favorezca y disimule tus pequeños defectos.

Nadie es perfecto, ni debe serlo…

Goodshoot/Goodshoot/Thinkstock

Un gran problema de nuestra sociedad es que creemos que debemos cumplir con los estándares y gustos de todas las personas, pero debemos estar conscientes que a la única persona que debemos agradar –sin romper nuestros propios principios– es a nosotras mismas, pues a final de cuentas, cuando te recuestas por la noche, quien se sentirá triste, feliz o satisfecha de lo que hiciste, serás tú; así que aprende a aceptarte, a quererte y a cumplir con lo que TÚ crees.

Aprende a valorarte

¿Cuándo fue la última vez que valoraste tu cuerpo? Cuando tuviste una dolencia y te diste cuenta de lo importante que es no sentir un dolor de cabeza o hasta de un dedo meñique, recuerda que eres perfecta porque todos los días –incesantemente– tu corazón bombea sangre por todo tu cuerpo y puedes despertar por tu propio pie: ¡eres un milagro vivo! Así que aprovecha cada instante y sácale jugo, en lugar de reprocharte lo que no te gusta en el espejo.

También podría gustarte

Comentarios