Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Consiéntete con buenos propósitos financieros

Consiéntete con buenos propósitos financieros
iStockphoto/Thinkstock

Un propósito financiero constituye un regalo que te das a ti misma y que sigue brindando frutos durante todo el año… mucho más divertido que comprometerte a no volver a comer chocolates.

Los propósitos se pueden resumir en dos frentes:

A. Evitar los egresos innecesarios, incluyendo el pago de los intereses y cargos ocultos.

B. Aumentar tus fuentes de ingresos, lo que puede significar realizar una actividad lucrativa o buscar mejores alternativas para que tu dinero produzca. Para cumplirlos, es fundamental que amplíes tu cultura financiera y comiences a practicar. Sólo así los propósitos se convertirán en realidad.

Los 14 propósitos

Consiéntete con buenos propósitos financieros
iStockphoto/Thinkstock

1. Llevaré la cuenta de todos mis gastos
¿Tienes idea de cuánto gastas al año en boletos de cine o en cenas? Inicia llevando un buen registro de todos tus gastos. La mayoría de la gente se sorprende al ver la cantidad que destina a rubros aparentemente insignificantes, como cuotas de cajero automático o capuchinos.

2. Guardaré el cambio
Una manera fácil de ahorrar para esos lujitos que parecen lejos de tu alcance, es utilizar billetes para pagar tus cuentas cotidianas. Por ejemplo, si la cuenta del súper es de $179.00 pesos, paga con un billete de 200 y guarda el cambio en un compartimento separado de tu bolsa. Al llegar a casa, coloca ese dinero en una caja especial. A fin de año, tendrás suficiente para darte un buen regalo.

3. Le daré un uso más eficiente a mi dinero
Elige dos o tres categorías para recortar gastos, esto puede hacer la diferencia. Piensa que si disminuyes tus gastos en $2,000 pesos al mes, tendrás $24,000 pesos en diciembre.

4. Gastaré menos de lo que gano
Ésta es la clave de la salud financiera. No pienses que si no redecoras tu casa este año, te estarás perdiendo de mucho. Claro, a todas nos gustan las cosas bonitas, pero la emoción dura poco, y si no tienes los medios para pagar, la deuda puede prolongarse mucho… muuucho tiempo.

Consiéntete con buenos propósitos financieros
iStockphoto/Thinkstock

5. Mantendré abiertas mis opciones
La forma de hacerlo es contar con suficientes fondos y bienes. A los 22 años, la vida se nos presenta llena de posibilidades. Pero si para los 42 años sufres un revés o simplemente estás harta de tu trabajo y no cuentas con fondos, tus opciones serán más limitadas.

6. Me aseguraré
La prevención es una de las mejores formas de evitar que un accidente o enfermedad drene nuestros ahorros. Revisa tu cartera de seguros y complementa su cobertura.

7. Estableceré metas financieras
Formula tu meta de manera clara y concisa. No basta con decir: “Quiero cubrir mi deuda de tarjetas de crédito y tener más dinero en el banco”. Analiza la forma de hacerlo en términos de pesos y centavos, días y meses.

8. Planearé
Es insensato fundar metas a largo plazo con inversiones a corto plazo. Prevé los principales retos económicos que te esperan: bodas, comprar una casa, la educación superior de los hijos, la etapa de jubilación. Recuerda que los fondos de inversión constantemente superan en rendimientos a las cuentas de ahorro y cuentas de plazo fijo.

9. Cerraré las cuentas innecesarias

Las instituciones y tarjetas de crédito frecuentemente realizan cargos por apertura de cuenta, renovación, servicios de banca en línea… Estos cargos pueden sumar miles de pesos a lo largo de los años. Conserva únicamente las cuentas indispensables. Además, recuerda, que los expertos de seguridad recomiendan tener el menor número de tarjetas de crédito.

Consiéntete con buenos propósitos financieros
iStockphoto/Thinkstock

10. Aumentaré mi cultura financiera
Comprométete a investigar todos los conceptos que te interesan, ya sea por medio de libros, investigación en Internet, consultas con un experto o un amigo. Establece objetivos: aprender a manejar las finanzas junto con tu pareja, a salir de deudas o a invertir. La idea es que llegues a sentirte lo suficientemente cómoda para tomar decisiones. Quizá más importante: aprender a manejar las finanzas personales proporciona una sensación de seguridad y autonomía.

11. Ganaré dinero

Es más fácil ganar dinero cuando te apasiona lo que haces. Busca la manera de convertir tu pasatiempo o hobbie favorito en una actividad rentable.

12. Olvidaré las apariencias
Concéntrate en vivir conforme a tu realidad. No te fijes en los vecinos. Que tengan una mansión, autos de lujo en la cochera y un jardín hermoso no significa que tengan mucho dinero, sino que gastaron mucho dinero. Nunca se sabe si la casa está hipotecada, los autos no se han terminado de pagar y la pareja pase las noches a la luz de una vela, por no pagar las cuentas.

13. Donaré..

Una de las mejores formas de dimensionar el valor del dinero es donarlo. Establece una cantidad mensual para brindar a tu institución o causa predilecta.

Consiéntete con buenos propósitos financieros
iStock/Thinkstock

14. Recordaré que tener dinero no lo es todo
El dinero no trae la felicidad, pero su ausencia puede generar infelicidad. Muchas personas pasan por la vida aplastadas por las deudas, las cuentas por pagar, la incertidumbre del futuro y la frustración de los anhelos no realizados. No te engañes. En todos los niveles hay personas que viven así, aunque las clases altas sean más hábiles para guardar las apariencias. Recuerda que una posición privilegiada hoy no garantiza no sufrir estrés financiero en un futuro. Saber manejar tu dinero es lo más importante.

También podría gustarte
Comentarios