Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Crea tu spa en la playa

En tus próximas vacaciones a la playa te recomendamos que en lugar de acudir a un spa bajo techo, mejor conviertas un día en la playa en una experiencia de belleza y relajación. Sólo es necesario utilizar recursos naturales y la imaginación.

Los básicos

Además de llevar los clásicos accesorios de playa como toalla, sombrilla, agua, snacks saludables y gran cantidad de bloqueador, empaca la siguiente lista de ingredientes para tratamientos diurnos de rostro y cabello.
• 250 miligramos de aceite de jojoba, de oliva y de camelia
• sal de mar
• aceite esencial de naranja
• aceite esencial de jazmín
• pala pequeña para arena
• frasco pequeño

1. Tratamiento protector del cabello

Con esta mezcla preparada previamente, podrás utilizar las horas que pasarás relajándote en la playa para mejorar la condición de tu cabello. Este tratamiento ayuda a crear una barrera alrededor del folículo, protegiéndolo de elementos secantes como el sol, la sal y el viento.
Instrucciones: Una vez que llegues a la playa, aplica varias cucharadas de aceite natural en el cabello seco, de las puntas hacia la raíz. El aceite de jojoba suele ser una gran opción porque se asemeja a la grasa natural del cuero cabelludo; también puedes realizarlo con aceite de camelia o de oliva. Cualquier aceite que utilices, aparta un poco para el exfoliante que realizaremos más adelante.
Cepilla el cabello para distribuir el aceite. Trenza o haz un chongo apretado para el resto del día. Cuando regreses al hotel, aplica un shampoo natural para enjuagar el aceite, que ayudará a que salga más fácilmente.

2. Meditación con las olas del mar

Un ritual de relajación mañanera puede ayudar a liberar el estrés y a enfocarte en el momento presente, profundizando tu experiencia con el mar. Elige un punto relativamente callado a la orilla del mar y siéntate en la arena, con las piernas cruzadas y las manos recargadas ligeramente en los muslos. Si la marea está tranquila (y el agua tibia), colócate en una posición en la que puedas sentir las olas ir y venir suavemente hacia tu cuerpo.

Instrucciones: encuentra un ritmo a través de tu respiración. Cierra los ojos y empieza a hacer respiraciones profundas, inhalando aire por la nariz. Exhala con la boca cerrada y la garganta ligeramente contraída, permitiendo al aire pasar por detrás de tu garganta. Con cada inhalación, trata de llenar completamente tus pulmones y vacíalos completamente con cada exhalación. Observa el ritmo natural de tu respiración y cómo se refleja con el reventar de las olas.

Haz un check-in con tu cuerpo: observa la posición de tus hombros. ¿Los echaste para adelante? Si es así, hazlos para atrás y súbelos. Baja tu barbilla para que tu cabeza descanse cómodamente y sin presión, sobre tu columna. Relaja todos los músculos de tu cara. Si notas cualquier tensión en cualquier área de tu cuerpo, tensa mucho más esos músculos y después relájalos completamente.

Practica escuchar pasivamente: mientras continúas con las respiraciones profundas, presta atención a los sonidos que entran y salen de tu centro de alerta. ¿Hay pelícanos arriba de ti? ¿Hay niños gritando a la distancia? ¿Las olas llegan de golpe o suavemente a la orilla? Percibe tu alrededor, pero no reacciones ante éste, simplemente vive el presente.

Continúa así por varios minutos: cuando sientas que tu mente está relajada y sin presión, comienza a enfocarte poco a poco en la realidad, mueve los dedos de las manos y abre los ojos.

3. Exfoliante corporal de naranja y jazmín

Este tratamiento para suavizar la piel utiliza los ingredientes que empacaste previamente. A las sales de mar, agrega seis gotas del aceite esencial de naranja y cuatro del de jazmín. Mezcla para combinarlos. Después, con la pala, combina las sales perfumadas, algunas cucharadas del aceite y dos puños de arena muy mojada. Mezcla todo con las manos.
Instrucciones: sentada en la orilla del mar, aplica el exfoliante en tus brazos y piernas, haciendo énfasis en los sitios más ásperos como codos, muñecas, rodillas y tobillos. Enjuágate con el agua de mar.

4. Piedras calientes

En este ritual relajante, tendrás que conseguir piedras para estimular los siete principales centros de energía del cuerpo, o chakras en la tradición Ayurvédica. Mientras que algunos terapistas utilizan grandes piedras para eliminar la tensión de los músculos, tú misma puedes lograr este efecto, ya que simplemente al poner piedras en lugares estratégicos, incitas al cuerpo a relajarse.
Instrucciones: en un día soleado, lleva una canasta a la playa y junta siete piedras redondas, oscuras, preferentemente de 2.5 centímetros de diámetro. Colócalas en un lugar caliente de 10 a 15 minutos. Cuando estés lista, acuéstate boca abajo y coloca cada una de las piedras alineadas en los sietes chakras, una por una. Deja que tu cuerpo se relaje en la arena. Siente el peso de cada piedra y su sensación en tu piel. Visualiza la energía irradiando de cada chakra a través de tu cuerpo, desde la cabeza hasta los tobillos. Relájate 20 minutos y después retira las piedras.

5. Lectura inspiradora

Durante tus tratamientos, puedes escapar hacia otro mundo a través de estos maravillosos libros.

La Fuerza de los Mandalas • Autor: Klaus Holika • Ediciones Obelisco. Cada color posee su propio significado, de tal manera que el uso espontáneo de un color u otro, devela algo de uno mismo. Así es como colorear mandalas es un magnífico modo de redescubrir la energía interior, relajarse, fomentar la olvidada creatividad y también una forma de autoconocerse.

El Hombre más rico de Babilonia • Autor: George S. Clason • Ediciones Obelisco. Este maravilloso libro ofrece un plan financiero que te coloca en el camino de la riqueza, aprender a ganar el dinero que necesitas, a conservarlo y hacerlo fructificar. Un verdadero clásico convertido en best-seller mundial.

Obedece a tu cuerpo, ámate • Autor: Lise Bourbeau • Ediciones Sirio. Cualquier enfermedad es un mensaje que el cuerpo nos manda, para ayudarnos a tomar conciencia de una forma de pensar que nos está haciendo daño. Es una especie de libro de consulta, para que quien sufre de un malestar o enfermedad pueda averiguar de una forma sencilla y rápida la causa profunda de su problema.

Visualización creativa • Autor: Shakti Gawain • Ediciones Sirio. Este libro habla del arte de usar la imaginaria mental y las afirmaciones para producir cambios positivos en tu vida. Incluye meditaciones, ejercicios y técnicas que puedes incluir en tu rutina diaria a fin de incrementar tu bienestar y tu felicidad.

¿Dónde comprarlos?

Luzesencias • Boulevard Valle Dorado 41-4, Plaza San Francisco, Tlalnepantla, Estado de México • 53.70.76.85 • www.luzesencias.com.mx

También podría gustarte
Comentarios