Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

¿Cuál es tu color de maquillaje?

“¿Qué te hiciste? ¡Te ves súper bien!”. Si te han dicho eso, seguramente en ese momento llevabas los colores que  te quedan y que brindan más luz a tu rostro y más vida a tu look. Conocer los colores que te van te llenará de confianza y de seguridad. Recuerda: saber que te ves bien ayuda a que también te sientas bien.

Tu color es…
Hay un estudio llamado Análisis de Color que te permite saber con exactitud qué colores te quedan mejor. A partir de los tonos de tus ojos, tez y cabello natural, y al recurrir a telas de colores diferentes, se puede definir cuáles son los colores más recomendables para ti.

Tus mejores colores hacen que tu tez se vea sana, tus ojos luzcan más grandes y en general parezcas brillar. En cambio, los colores que no te van te harán lucir cansada, pálida y amarillenta; en otras palabras, enferma. Sobre todo, destacarán ojeras, líneas de expresión y pequeñas imperfecciones. Para que sea preciso, un profesional debe realizar el estudio. Por fortuna, puedes obtener resultados aproximados con mucha observación, un espejo de cuerpo completo, mucha luz natural y ropa o telas en diferentes tonalidades de cada color (acércalas a tu rostro y nota los efectos de ese tono en particular sobre tu look). Aunque no hay reglas específicas porque siempre hay excepciones, aquí tienes una guía con algunos tips que te servirán para empezar.

¿Cálida o fría?
Primero necesitas entender estos conceptos. Imagina al sol y al fuego, a las flores de la primavera y las hojas en otoño. El rojo, el amarillo y el naranja, en todas sus tonalidades, son llamados colores cálidos. Ahora, piensa en hielo, nieve y en todos los colores relacionados con el agua y con el invierno. Los diferentes tonos de azul, violeta y verde son llamados colores fríos. Antes que nada, define si tu piel, tus ojos y tu cabello son cálidos o fríos.

• Si tu piel es olivo claro, beige, rosa, blanco o tiene un ligero tinte azulado, es fría.
• Si tu piel tiene un tono dorado como base o es durazno, rojiza o bronceada, es cálida.

• Si tus ojos son castaños, castaño oscuro, azules, verdes o los anteriores con un ligero toque de gris, son fríos.
• Si tus ojos son verdes, agua, azul claro o cafés con un ligero toque de dorado, son cálidos.

• Si tu cabello tiene una base azul o ceniza, con tonos como negro azulado, castaño, café oscuro, rubio cenizo, café cenizo o si tienes muchas canas, es frío.
• Si tu cabello es rojizo, café dorado, castaño, cobre, rubio amarillo o rubio dorado, es cálido.

Si tienes características frías y cálidas, ¡que decida la mayoría! Dos cálidos y un frío significa que tienes características cálidas, y viceversa. Si aún así tienes dudas sobre tu tipo de complexión, coloca dos telas en diferentes tonos del mismo color cerca de tu rostro. Fíjate cuál parece darte más vida. Aquí tienes los colores que no fallan para saber qué eres:

Si eres cálida, te irán mejor:
rojo cereza, amarillo canario, naranja, verde manzana y amarillo.
Si eres fría, te irán mejor: rojo vino, amarillo mostaza, morado, verde bandera y azul.

¿Y ahora?
¡Ya sabes cuál es tu complexión! Ahora, úsala a tu favor y aprovecha los colores que te van en ropa, maquillaje y accesorios.  En el caso del maquillaje, necesitas aplicarte los colores que están naturalmente en tu piel. Eso le dará un look  saludable. Cuando usas los tonos que no posees, tu rostro se ve falso y enfermizo y, con ello, destacan todas sus imperfecciones

Complexión cálida
Tonos: Todos los dorados, naranjas y rojos brillantes. También te van los cafés, amarillos, cremas, marfiles y el verde limón.
Joyería: Dorada o cobriza.
Tips de maquillaje: Más que blush, necesitas polvos bronceadores que destaquen el tono dorado de tu rostro —el consejo de siempre, ¡no abuses que se verá muy falso! Y digan lo que digan, no te debe faltar un lipstick o un gloss rojo: los hay en muchas tonalidades para que encuentres tu favorito. En serio, puede convertirse en tu mejor amigo.

Complexión fría
Tonos: Claros y apastelados como azul, gris, rosa y uva. También te convienen fucsia, rojo vino, verde bandera, blanco y negro.
Joyería: Plateada.
Tips de maquillaje: Tu look siempre debe destacar una parte de tu rostro. Si usas una sombra en tonos intensos, tu lipstick necesitará ser más claro. No te puede faltar el blush, pero no abuses: las personas de piel clara tienden a ponerse demasiado y se ve híperfalso.

Ahora sí, ¡estás lista para lucir lo mejor de ti!

 

También podría gustarte
Comentarios