Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Cuando el papá no se hace responsable

La imagen de joven feliz, próspera y plena en el amor de Andrea desapareció después de un año y medio al lado de su novio Ricardo. A los seis meses de conocerse empezaron a tener relaciones sexuales sin protección, por lo que el embarazo no tardó en llegar. “Al principio me sugirió que abortara, pero después cuando acudimos a que me hicieran un ultrasonido escuchó los latidos del bebé y cambió de opinión, aunque semanas más tarde me dijo que él no podía con esa responsabilidad y me abandonó”.Jupiterimages/ liquidlibrary/Thinkstock

Y después del suceso el panorama era negro para Andrea, pero la realidad es que pese a representarle un esfuerzo mayor, tenía todo para salir adelante: cuando sus padres lo supieron se enfadaron mucho; sin embargo, accedieron a apoyarla para que continuara con sus estudios –iniciaba la universidad en ese momento-. En la escuela sus profesores estuvieron de acuerdo en adaptarse para que ella pudiera presentar trabajos y exámenes sin contratiempo, mientras sus hermanos y grupo de amigos no dudaron en brindarle toda su ayuda para lo que necesitara.

¿Esto hacía sentir una menor carga a Andrea? Su respuesta es contundente: “No”, porque como explica la psicóloga Mariana Rivera, la pérdida era doble para ella, “no solamente se quedó sin pareja sino también sin el padre de su hijo, sin considerar además, que saberse responsable de alguien más no sólo en lo que corresponde a la crianza sino también en lo económico provoca angustia, porque no siempre se cuenta con los medios para subsanar la situación que ahora enfrenta”.

Él me plantó…

Sin importar las razones que haya tenido tu ex para abandonar el barco, es un hecho que con él no puedes contar y que deberás sacar lo mejor de ti para recuperarte y responder de una manera positiva a esta nueva experiencia. Ahora bien, cabe aclarar que no podemos poner en duda si te amó o no o si dentro de un tiempo recapacitará y volverá a tu lado, porque son meras especulaciones y ahora más que nunca lo que tú necesitas son certezas.

La especialista sostiene que es importante que evalúes la situación actual, con qué elementos cuentas para enfrentar la maternidad y sobre todo, deberás hacer un balance de tu estado emocional: “Hay veces en que las chicas optan por no decir nada y escapar de su casa porque ya prevén lo que va a pasar, pero aún en estos casos extremos se puede recurrir a asociaciones en las que se les brinda atención plena durante el embarazo”.

Con las cuentas claras

“No hubo poder humano que retuviera a mi ex pareja, cuando tenía 7 meses de gestación se fue definitivamente no sin antes decirme que no iba a regresar, y cumplió su palabra. Ahora mi hijo tiene 2 años y Ricardo ni siquiera lo conoce”, concluye Andrea.

Debes evitar que este tipo de situaciones se te presenten, para evitar altibajos en tus emociones, pero también para no darle vida a una relación que a todas luces puede convertirse en disfuncional. La psicóloga Mariana Rivera aconseja fijar posiciones claras desde un principio, es decir, definir si el padre de tu hijo estará o no presente, así como el estado de la relación entre ustedes, si continuarán como pareja o solamente se tratarán como papás del bebé. Cualquiera que sea el caso ambos deberán respetar la decisión y evitar transgredir los acuerdos pactados.

De vencedores y vencidos

En este mismo tenor hay un tema que por su naturaleza resulta incómodo y que tiene que ver con el aspecto económico. Hay que decirlo, te vas a enfrentar a todo tipo de opiniones, habrá quien te diga que debes exigirle que se haga responsable y que entre otras cosas le dé el apellido a tu hijo, no por un tema de identidad sino para ‘obligarlo’ a pagar una pensión. También te podrán sugerir que le revoques cualquier derecho y que asumas tú sola el timón del barco, ¿cuál es la mejor decisión? Sin dudarlo, la que ofrezca bienestar y tranquilidad a tu bebé.

“Es recomendable hacer un análisis para descubrir cuáles son las causas reales por las que se desea hacer valer este derecho, que evidentemente como todos es irrenunciable, pero desde mi perspectiva antes que el dinero está la salud emocional del niño”, dice la experta.

La idea de recibir una nueva vida es un estímulo muy poderoso para dejar de lado la mala experiencia del abandono de tu ex, agradecer el tiempo que estuvieron juntos y la parte que le tocó en la gestación de tu hijo; una vez que des este paso estarás lista para desenvolverte y salir a la calle como toda una consagrada.

Para leer
El legado de las madres

Stephan B. Poulter
Ediciones Urano

También podría gustarte
Comentarios