Cuida su piel del sol

George Doyle/Valueline/Thinkstock

También conocidos como “jiotes”, surgen principalmente por la exposición solar indiscriminada. Se caracterizan por manchas blancas, mal limitadas y cubiertas de fina escama que se desprende con facilidad. Se sitúan en mejillas, pómulos, frente, alrededor de la boca y en los brazos y pueden representar alteraciones estéticas que interfieren con la calidad de vida del niño.

Es común que este padecimiento se relacione con parasitosis intestinal, anemia o avitaminosis. La edad en la que se presenta con mayor frecuencia es de los 5 a los 16 años. Además, las manchas pueden ser únicas o múltiples, de diverso tamaño hasta de 5 centímetros. Se puede confundir a la Dermatitis Solar Hipocromiante con otras afecciones que también se manifiestan en manchas blancas como el Vitíligo, padecimiento muy temido en nuestra población por la deformidad estética que ocasiona.

Por ello es importante instruir a las madres y recomendarles algunas acciones de tipo preventivo que también brindan beneficios a los pequeños que ya lo padecen. Entre éstas se encuentran:
Evitar el uso de tallado en la piel y agua caliente durante el baño, aplicar cremas hidratantes después de éste, usar un protector solar con FPS como mínimo de 30 y poner en práctica medidas para protegerse del sol como sombreros, camisetas y sombrillas.

Asimismo, la FMD (Federación Mexicana de Dermatología) aconseja lo siguiente para protegerse del daño solar:
• Lentes para sol ya que protegen la retina. Siempre y cuando indiquen que contienen protección UV.
• Restringir la exposición al sol entre las 10 y las 16 horas.
• Evitar el uso de medicamentos fotosensibilizantes, el uso de perfumes y cítricos.
• Evitar la exposición prolongada en días nublados, ya que la radiación ultravioleta atraviesa las nubes. Las nubes NO protegen contra las quemaduras. Se debe usar la misma protección en los días nublados.
• La arena, el agua, la nieve y superficies blancas reflejan más del 60 por ciento de la luz ultravioleta, por lo que la aplicación de filtros solares es importante a pesar de permanecer en la sombra.
• Existen enfermedades inducidas o agravadas por el sol, que requieren especial atención en cuanto a la protección solar (Lupus eritematoso, por ejemplo).
• La educación desde la niñez para una adecuada fotoprotección, traerá como resultado una piel saludable, sin arrugas, sin manchas y disminuirá el riesgo de cáncer en la piel.

También podría gustarte

Comentarios