Cuida tu piel con las siguientes recomendaciones

Jupiterimages/Goodshoot/Thinkstock

El cutis es delicado y pide que lo consientan. Para mantener su belleza, te exige que lo limpies, tonifiques e hidrates. Sin esos cuidados, poco a poco se reseca, arruga y cobra mal aspecto. Todo eso se puede evitar si tratas tu cara con cuidado.

Atención a las alergias

Antes de cubrir la cara con un producto de belleza nuevo, se debe experimentar con él para asegurarse que no causa alergias. La mejor forma es poner, durante una semana, una cantidad insignificante sobre una pequeña parte no muy visible de la cara, por ejemplo, junto a la oreja. Si no produce ninguna reacción adversa, ya se puede usar el producto con confianza.

Pregúntale al experto

Esto es indispensable tratándose de la piel. Recuerda que todos tenemos piel distinta, así que no te dejes guiar por los consejos de tu amiga al elegir el producto de belleza que vas a usar. Algo que para la piel de ella pudo haber sido maravilloso, podría hacerle un gran daño a la tuya. Tampoco te dejes convencer por la vendedora: su labor es vender y no tiene por qué conocer TU tipo y calidad de piel. Deja que te oriente una cosmetóloga, una cosmeatra o una dermatóloga. Antes de ir a la consulta, reúne y anota todas tus preguntas para solicitar las recomendaciones de una sola vez.

Consejos diurnos

La cosmeatra Olivia López de Shephard recomienda:

1. Lavar la cara con shampoo facial. Este shampoo es alcalino, pero respeta el pH de la piel, que es ácido. Sirve para remover los residuos de la crema nocturna.

2. Aplicar una loción tónica para dar por terminada la limpieza, arrastrando lo que quedó de impurezas.

3. Aplicar crema hidratante de día, de preferencia con protector solar. Se debe escoger la crema hidratante según la edad y el tipo de piel. Si usas crema hidratante con protector, puedes aplicarte el maquillaje que desees. Si no incluye protector, debes ponerte el que acostumbras, de acuerdo con tu edad y tipo de piel. Al elegir el protector solar, es preferible que no sea sólo filtro solar, sino que también tenga pantalla, ya que ésta protege mucho más que el filtro.

Cómo usar el protector solar

Tenemos que estar muy conscientes de que se han formado huecos en la capa de ozono, cuya función es bloquear los rayos infrarrojos y ultravioleta, por lo que somos nosotras mismas quienes debemos protegernos.

1. Es importante que te cubras la piel de protector 20 minutos antes de salir al sol. Eso le permite penetrar y comenzar a actuar antes de que hagas contacto con el sol.

2. El sudor que sale por cada poro va deslavando el bloqueador solar. Por eso es necesario que vuelvas a untarte protector cada vez que consideres que la protección se ha eliminado. Desde luego no hay un tiempo límite, ya que cada persona suda en forma diferente. Tú eres responsable de tu propia piel. Cuídate del sol, porque, como dijimos, sus rayos infrarrojos se están filtrando hacia nuestro planeta, lo que enrojece y maltrata tu piel. Aún peor: los rayos ultravioleta pueden causar cáncer.

Consejos nocturnos

1. El ritual nocturno comienza desmaquillándote con leche limpiadora de arrastre. Tu elección de qué producto usar también depende de la edad y el tipo de tu piel. Hay magníficas cremas de jalea real que nos defienden del daño que hacen la contaminación, el estrés y la mala alimentación.

2. Para acabar de retirar los residuos de maquillaje y contaminación, usa una loción o tónico.

3. Ahora ya puedes cubrir tu cara y cuello con una crema de noche nutritiva, revitalizante y refrescante que estará actuando mientras duermes. Acuérdate de elegir una que vaya con tu edad y el tipo de tu piel.

Más tips

• Todos los cuidados que le das a tu cara también son convenientes para tus manos.

• No esperes ver maravillosos resultados de un día para otro, el cuidado de tu piel se tiene que convertir en un ritual de todos los días. Ármate de paciencia y verás cómo pronto comenzarás a ver un cambio mágico en tu cutis.

También podría gustarte

Comentarios