Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

¡Cuida tu salud y acaba con la celulitis!

Aunque saber que 90 de cada 100 mujeres se preocupan por este problema no te ayude a resolverlo, de entrada sí te deja claro que no estás sola en el intento de vencerla. Y eso ya es un buen principio, porque muchos investigadores en todo el mundo se han dado a la tarea de buscar soluciones para esa antiestética enemiga de tus piernas. Aprovecha sus descubrimientos.

¿Qué es?

La definición científica es bastante complicada pero de manera sencilla digamos que es un desorden del tejido subcutáneo: se caracteriza por acumulación de agua y toxinas que se quedan atrapadas en el tejido fibroso de la piel. Ambas se acumulan en zonas concretas del cuerpo en forma de nódulos, que son los culpables de la apariencia de piel de naranja.

¿Qué la causa?
Si bien existen muchos factores que la favorecen o aceleran, estos son los más comunes:
• Hormonales: ligados a etapas importantes del desarrollo sexual de la mujer, como la pubertad y la pre-menopausia.

• Hereditarios: si tu madre o tus hermanas la sufren, tienes muy altas probabilidades de presentarla tú también.

• Psicológicos: la angustia, el estrés y el insomnio son sus aliados ¡en tu contra!

• Alimentación: si consumes en exceso grasas, azúcares, proteínas, sal o alcohol favoreces su aparición.

• Mala digestión: unos intestinos perezosos impiden eliminar regularmente las toxinas, lo que contribuye a que la celulitis reine.

• Vida sedentaria: si pasas demasiadas horas sentada, tienes sobrepeso, fumas y no haces ejercicio, le abres la puerta a la celulitis en tus piernas.

Soluciones:
• Haz ejercicio: lo primero es realizar actividad física de manera regular. La natación, el ciclismo y la caminata te ayudan a quemar el exceso de grasa y activan la circulación en todo tu cuerpo.

• Sigue una dieta balanceada: más que privarte por completo de alimentos que te gusten es mejor que pongas atención en lo que comes. Siempre incluye los grupos básicos de nutrientes (cereales, lácteos, carnes, frutas y verduras) y no te excedas comiendo productos altos en azúcar o muy grasosos. También evita los platillos muy salados, que favorecen la retención de agua y agravan la celulitis.

• Bebe mucha agua:
aunque puede parecer contradictorio (porque la celulitis es una acumulación de agua) es importantísimo que bebas al menos dos litros de agua cada día. Y es que si la tomas fresca ayuda a tu cuerpo a eliminar las toxinas.

• Cuida tu circulación:
en la medida de lo posible evita cruzar las piernas (si lo haces con frecuencia, dale a tus piernas “el chance” de descansar algunos minutos). También procura evitar la ropa muy ajustada, que comprime la circulación.

• Busca la ayuda de los expertos:
prueba los productos anticelulitis de las casas de cosmética más prestigiadas: son fruto de largas investigaciones y ofrecen una respuesta ¡súper completa!

También podría gustarte
Comentarios