Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

De la tristeza a la depresión

George Doyle/Stockbyte/ThinkstockEs cierto que hay días en los que por más que te esfuerces, las cosas parecen no marchar tan bien como quisieras. La consecuencia es que un sentimiento de tristeza y de desánimo se apodera de ti. No obstante, aunque se trata de situaciones que de pronto pueden parecer difíciles de superar, sabes que podrás solucionarlas y volver a sonreír al día siguiente.
Pero cuando estos episodios se presentan con frecuencia y cada vez te resulta más complicado sobreponerte a los momentos adversos, es recomendable que te detengas a analizar si solamente te sientes triste o tu condición habitual anuncia la presencia de una depresión.

¿Por qué me siento así?

Aunque parece sencillo detectar la diferencia entre un estado de tristeza y uno de depresión, es indispensable poner especial atención en ciertas características que te ayudarán a reconocer lo que te sucede.

Si te identificas por lo menos con cinco de los siguientes puntos y los has experimentado por más de dos semanas, busca la ayuda de un especialista.
1. ¿Te sientes triste, desganada y vacía?
2. ¿Has perdido el interés por actividades que antes te gustaban?
3. ¿Comes muy poco o mucho y, en consecuencia, has bajado o aumentado de peso?
4. ¿Tienes problemas para dormir?
5. ¿Tus movimientos son lentos, sientes el cuerpo pesado o estás muy intranquila?
6. ¿Estás apática, fatigada y con poca energía?
7. ¿Te sientes culpable, impotente e inútil?
8. ¿No puedes concentrarte ni recordar los pendientes del día y se te dificulta mucho tomar decisiones?
9. ¿Te asaltan ideas de muerte y a veces piensas en el suicidio?
10. ¿Estás irritable, angustiada, malhumorada y con dolores de cabeza, espalda o malestar físico general?

Lo que otros pueden ver
Un estado de depresión no solamente afecta a quienes lo padecen, sino también a aquellas personas con las que conviven, como la pareja, los hijos, padres, amigos y compañeros de trabajo. Es común que ellos también lleguen a confundir la depresión de su pariente o amigo con amargura, pues notan en éste las siguientes actitudes.
• Pone más atención a los acontecimientos negativos.
• Exagera hechos que no tienen gran importancia.
• Es demasiado exigente consigo misma.
• Se culpa de todo lo que sale mal, aunque no tenga nada que ver con ello.
• Pocas veces se reconoce o se premia por lo que hace bien.

Estrategias de ayuda
La mejor vía es la terapia psicológica o psiquiátrica; no obstante, es importante que empieces por hacer un análisis de todas tus cualidades y tus logros. Recupera tus sueños y empieza a trabajar por ellos. Es evidente que cuando nos esforzamos y luchamos por alcanzar un objetivo, los buenos resultados que se obtienen contribuyen de manera importante a elevar la autoestima y a adquirir seguridad en todas nuestras capacidades.

En multitud de ocasiones a las personas se nos olvida que necesitamos y merecemos cariño, descanso, diversión, reconocimiento y admiración; que tenemos que sentirnos bellas, atractivas, con el anhelo de aprender cosas nuevas, de contribuir al desarrollo de la sociedad y al propio. Por ello es importante expresar a familiares y amigos nuestro sentir; de esta manera tejemos una red de relaciones que nos ayudarán a mejorar si la depresión se avecina.

Autoestima alta, lo mejor contra la depresión
La depresión tiene gran relación con una pobre visión de uno mismo, ya que esto no nos deja crecer y nos hace vulnerables ante los acontecimientos negativos de la vida. Por ello, trabajar diariamente en nuestra autoestima nos alejará de la depresión.
• Asume tus responsabilidades con alegría.
• Siéntete orgullosa de tus éxitos, por pequeños que sean.
• Ponte diariamente metas que puedas cumplir a corto plazo.
• Busca el lado positivo de todo aquello que te acontece.
• Quiérete y respétate.
• Rechaza los pensamientos negativos.
• Expresa sinceridad en toda demostración de afecto.
• Reconoce tus defectos y trabaja en ellos.

También podría gustarte
Comentarios