Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Defiende tus decisiones sin culpa

Cuántas veces no has experimentado un sentimiento de incomodidad al disponer de una actividad en la que sólo tú participes, ya sea darte un baño largo, salir con tus amigas o escaparte a comer algo de tu agrado a solas. Seguramente son incontables porque culturalmente la mujer aprende que lo mejor de la vida debe ser realizado al lado de sus seres queridos, en este caso, con los hijos y la pareja. Ni pensar en disfrutar en privado porque de inmediato te ganarías la etiqueta de egoísta.

Comstock/Jupiterimages/Thinkstock

Pero contrario a lo que se supone, el hecho de disponer de tu propio espacio de esparcimiento es sano y contribuye a que te mantengas con una mejor actitud ante los retos que la vida impone, que tengas una mente más despejada y creativa, así como también que tu estado de ánimo se torne más abierto y positivo, y créelo, tu familia realmente lo agradece.

Despierta tus gustos

Es posible que a lo largo del tiempo hayas aprendido a vivir a partir de procurarte por el bienestar de los demás. Eso te satisface y te hace sentir feliz, pero es válido reconocer aquéllas cosas que a ti te agradan y que has dejado de realizar por falta de oportunidad. Sin embargo, es ahora cuando pueden retomarlo y el primer paso consiste en tener presente qué es lo te hace experimentar placer.

El siguiente paso es hacerle saber a tu familia que has pensado en la posibilidad de reservar un tiempo para ti. Explícales que la intención es aprovechar para llevar a cabo actividades que has dejado de lado y que necesitas revivir pues son parte de tu crecimiento, tu estabilidad emocional e incluso parte de tu descanso.

No te pelees con el cronómetro, en realidad tu espacio dependerá del tipo de actividad que tengas pensada, por ejemplo, si lo que deseas es estudiar, claro que requerirás de un horario más abierto mientras que si planeas hacer ejercicio, descansar o salir con tus amigas podrás adaptarlo de acuerdo al objetivo.
María Magdalena Egozcue, autora del libro Primeros auxilios psicológicos, Editorial Paidós, habla de la importancia de reservar tiempo para disfrutar de un pasatiempo: “Si a lo largo de la vida continuamos aprendiendo, no importa qué, por pequeño que sea, se incrementará nuestra capacidad para encontrar significado a nuestra existencia. Asimismo nuestra mente y nuestro estado de ánimo se beneficiarán ampliamente. Tener un pasatiempo es crucial para romper con la rutina diaria, reforzar la autoestima y sentir que contamos con un espacio personal”.

Un detalle que destaca la autora es la importancia de que mientras te encuentres en tu ambiente recreativo evites llevar tus problemas, la idea es que te concentres en gozar de lo que realizas, al máximo, ocúpate de sentirte satisfecha para que realmente el resultado para ti sea valioso.

Siéntete complacida

Es justo el sentimiento de culpabilidad el que te puede incitar a buscar pretextos para no hacer uso de tu tiempo. Y resulta paradójico, pero en la medida en que tus seres queridos te apoyan e impulsan a que te dediques a tu pasatiempo, esa sensación negativa se potencializa, pues te preguntas cómo pueden ser tan comprensivos pese a que tú estás teniendo una actitud que tachas de egoísta. Pero lo cierto es que quienes te aman, piensan en tu tranquilidad y en el derecho que tienes de estar contigo misma, así que fuera temores.

Toma la posibilidad de darte tu tiempo como un derecho y una recompensa que tienes a tu alcance. Comparte con los tuyos la satisfacción de disfrutar de lo que te gusta, así juntos descubrir que lo mejor que les puede pasar en conjunto, es que tú tengas ese maravilloso espacio para crecer.

 

También podría gustarte
Comentarios