Depresión y Alzheimer

Hemera/Thinkstock

En muchos casos, la persona diagnosticada con Alzheimer se deprime al darse cuenta de que está perdiendo el control de su vida. La detección es complicada, ya que el paciente ve disminuida su capacidad para expresar lo que siente y recordar cómo se sentía antes.

Los síntomas
Entre los síntomas más frecuentes de estos dos padecimientos relacionados, se encuentran:
Pérdida del apetito
Alteraciones del sueño
Pérdida de energía
Baja autoestima
Irritabilidad
Cansancio
Ansiedad

Tratamiento oportuno
Es fundamental recibir el tratamiento farmacológico adecuado en las primeras etapas de la enfermedad, para que el paciente pueda ser autónomo durante más tiempo. Una opción es la memantina uno de los tratamientos más utilizados que mejora la calidad de vida del paciente.

También podría gustarte

Comentarios