Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Descansa y relájate con música

Escuchar música es una de las acciones más útiles para disminuir el ritmo acelerado del día. ¿Recuerdas cuando tu mamá te cantaba canciones de cuna cuando eras niña? Quizás ella te cantaba mientras acariciaba tu cabello o sostenía tus manos, dándote así algunos de los momentos más felices de tu infancia.

Las ventajas musicales
La música suave y relajante es benéfica a cualquier edad, porque nos conecta con sentimientos positivos del pasado y nos induce a un estado de paz y relajación. Tararear una canción también recrea sentimientos de bienestar que experimentamos cuando éramos niños, mientras nos cantaban hasta llegar a un estado de sueño con la ayuda de la voz de mamá. Frecuentemente, la música refleja nuestro estado de ánimo. Seleccionar los sonidos correctos nos ayuda a relajarnos antes de dormir y nos brinda una agradable sensación que permanece hasta la mañana siguiente.

Tip: encuentra tu música relajante favorita en tu pasado, al asociar la música con tus recuerdos más felices. Por ejemplo: una canción de cuna.

La música en tu cuerpo

• Ritmo cardiaco. Cuando duermes, tu ritmo cardiaco disminuye, por lo tanto, la música que escuches antes de irte a dormir necesita ser tranquila, con ritmos e instrumentos suaves.

• Ondas cerebrales. Cuando estás despierta, tus ondas cerebrales alfa son dominantes. Durante el sueño y la relajación profunda, las ondas teta (más lentas) son más perceptibles. Para ayudar a cambiar tus ondas cerebrales y establecer un patrón de relajación, escucha ritmos suaves.

• Ritmo corporal. Cuando escuchas música que tiene un beat constante y suave, el ritmo de tu cuerpo se calma y empieza a trabajar en sincronía con ese beat. Esto provoca el efecto de tranquilizar tu corazón. Este ritmo cardiaco más tranquilo, promueve la relajación y como consecuencia, facilita el sueño.

También podría gustarte
Comentarios