Mitos y realidades de amamantar a tu bebé

Descubre los mitos y realidades de amamantar a tu bebé
Artranq/iStock/Thinkstock

Para cualquier madre la máxima ilusión es poder brindarle a su hijo las mejores condiciones para su sano desarrollo. Lograrlo no es una misión imposible, es tan sencillo como amamantarlo.

Los pediatras aseguran que no hay mejor alimento para el recién nacido que la leche materna

Además está clínicamente comprobado que amamantar reporta grandes beneficios no sólo a los niños, sino también a sus madres. Es reconfortante saber que al alimentarlo, su sistema inmunológico se fortalece, ya que la leche materna le proporciona sustancias que también contribuyen a su desarrollo cerebral. Por si fuera poco, tú también recibes una serie de beneficios. Dar leche al seno materno te ayuda a evitar ciertos riesgos de salud, por ejemplo: disminuyen las probabilidades de padecer cáncer de mama o cérvico-uterino, así como también es un excelente aliado para recuperar la figura en poco tiempo.

Descubre los mitos y realidades de amamantar a tu bebé
oksun70/iStock/Thinkstock

¡A tomarla desde el nacimiento!

Durante los distintos periodos de la lactancia, la leche varía su calidad, la de los primeros días –llamada calostro- es la más nutritiva, debido a que contiene mayor cantidad de grasa y de inmunoglobulinas, es rica en anticuerpos que protegen de infecciones graves y estimula al niño a comer.

El mejor momento para establecer el vínculo madre-hijo es precisamente en la alimentación inicial, ésta puede darse incluso en la misma sala de parto, gracias a la longitud del cordón umbilical se puede amamantar lo antes posible.

Un punto importante es que los niños que se alimentan directamente de su madre, al momento de succionar, ejercitan varios músculos faciales e internos lo que les ayuda a fortalecer su organismo.

Descubre los mitos y realidades de amamantar a tu bebé
opel_ru/iStock/Thinkstock

Mamás delgadas

Durante el embarazo la mamá suele subir unos 10 kilos, al menos cinco de ellos se pierden durante el parto; los restantes son depósitos de grasa que el cuerpo formó en la gestación y que deberán eliminarse poco a poco hasta recuperar el peso inicial, por ello, el hecho de que amamantes a tu bebé juega un papel muy importante para que pierdas peso, ya que por cada litro de leche que produces, 670 calorías salen de tu cuerpo, esto está científicamente comprobado.

Mantén grandes cantidades de leche

La mayoría de las mujeres son capaces de producir cantidades suficientes de leche para alimentar a sus pequeños, sin embargo, existen casos aislados en los que no sucede así, de ahí la importancia de poner especial énfasis en tu alimentación, la cual debe ser balanceada. También debes incluir suficientes líquidos y, sobre todo, evita angustiarte ya que el estrés puede ser un elemento que impida que tu organismo responda positivamente.

La manera más eficiente de mantener activa la producción de leche materna es con la estimulación del pezón, lo cual se logra cuando tu bebé succiona, de tal forma que mientras más veces lo haga, tu organismo producirá la leche suficiente.

No hay una edad ideal para dejar de proporcionar al niño leche materna, lo ideal es que se prolongue el mayor tiempo.

Descubre los mitos y realidades de amamantar a tu bebé
oksun70/iStock/Thinkstock

Un mundo de ventajas

Al amamantar a tu bebé, no solamente inviertes en su salud, sino también le regalas tiempo de calidad pues al dedicarle esos periodos de convivencia durante el día y la noche, tu hijo aprende a conocerte, a amarte y a crecer en un ambiente de seguridad que sin duda contribuirá a hacer de él un niño con alta autoestima.

Mitos y realidades

Mito 1: “Algunos alimentos ayudan para producir más leche”.

Ningún alimento es capaz de hacerlo, lo que sí favorece es tomar muchos líquidos.

Mito 2: “Si sufriste una fuerte impresión, un susto o un enojo, no amamantes a tu hijo”. Se puede alimentar al bebé en cualquier momento.

Mito 3: “Si saliste de tu casa y se te acumuló la leche durante el día, no amamantes a tu bebé, puede hacerle daño”

No hay tal riesgo, la leche contiene proteínas y anticuerpos que inmunizan al bebé.

También podría gustarte

Comentarios