Despertar a la vida

Jupiterimages/ Comstock/thinkstockUno de los momentos que genera tensión en los padres, es cuando sus hijos pequeños se acercan a ellos con el fin de exponer sus dudas con respecto a temas relacionados con la sexualidad. ¿Qué responder, hasta dónde deben saber y qué se les debe decir para no confundirlos y aumentar sus inquietudes?, estas preguntas siempre asaltan a los adultos y si bien se trata de un tema delicado cuando hay que abordarlo con niños que llevan un desarrollo sano tanto física como intelectualmente, el grado de dificultad aumenta cuando se tiene un pequeño que vive con algún tipo de discapacidad.

Para afrontar este reto de manera responsable y clara, es importante dejar establecido que el hecho de que un niño presente este problema, no implica que no desarrollará su sexualidad; además, también es pertinente puntualizar que ella no se limita solamente a su práctica sino que se refiere al conocimiento del cuerpo, su cuidado e higiene.

El maestro en Sexología y colaborador del Instituto Mexicano de Sexualidad A. C., Roberto Soto y Ramírez, señala que: “Todos los seres humanos, con o sin discapacidad, tienen sexualidad. Existe confusión al respecto ya que por falta de conocimiento, se ha llegado a negar, ignorar y en ocasiones a esconder su existencia”, afirma el especialista en sexualidad y discapacidad.

La necesidad de encontrar una forma de expresar adecuadamente la sexualidad, requiere de un manejo apropiado. Si los familiares necesitan responder a las inquietudes del niño, pueden hacerlo, utilizando un lenguaje claro y natural, fomentando un clima de respeto que le permita sentirse valorado.

El maestro Soto y Ramírez menciona que: “Al orientar a personas que presentan una discapacidad intelectual, es necesario brindarle información concreta y presentarla con sencillez. Lo primero, es conocer su capacidad de aprendizaje, para instruirle con información adecuada y señalarle las conductas apropiadas e inapropiadas que se espera que realice”, señala el experto.

Al determinar las necesidades específicas de cada persona, se define la forma de proporcionar la información sobre el tema, ya sea a través de videos, juegos o libros. Se sugiere utilizar material concreto, en el caso de enfrentarse a una discapacidad sensorial. Para quien sufre una discapacidad cognitiva, existen programas encaminados a conseguir el autocontrol frente a una conducta inadecuada.

El especialista advierte que: “Durante la pubertad, la persona puede manifestar una emocionalidad exacerbada, presentar conductas rebeldes, fluctuando entre la pasividad y la actividad. Requiere conocer su cuerpo y restringir esta necesidad, puede acarrear problemas a nivel psicológico”, concluye el investigador y catedrático del Instituto.

Por ello, es elemental que en la medida de lo posible, la persona: reconozca las partes de su cuerpo empleando el nombre correcto de cada una de ellas; comprenda que existen diferencias entre hombres y mujeres; logre expresar sus cambios emocionales; alcance el autocontrol y conozca de manera sencilla los cambios que ocurrirán en su cuerpo. Así mismo es recomendable, proporcionarle información sobre la existencia de enfermedades de transmisión sexual y prevenirle para que reconozca situaciones de abuso físico y sexual.

Para cualquier padre, enfrentar las inquietudes de su hijo es una de las tareas más complejas. Observe si su hijo, tiende a aislarse debido a su temor por relacionarse, o si muestra una conducta de sobre-estimulación corporal. Evite la sobreprotección, instrúyale con información clara y sencilla sobre el tema, si usted nota que se encuentra confundido, acuda con un especialista para recibir orientación.

La sensibilidad y comprensión ante las necesidades de desarrollo del niño, aumentan su autoestima y le permiten alcanzar una mejor calidad de vida. Al acrecentar los sentimientos de valía, los padres le abrigan con su amor e incrementa su fortaleza. Acompáñelo en este despertar a la vida.

Para saber más:
www.imesex.edu.mx
Instituto Mexicano de Sexualidad A. C.
Tel. 55 74 90 70

También podría gustarte
Comentarios