Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Diabetes gestacional

Photos.com/ThinkstockQuizás al verte al espejo, unos kilitos de más no te molesten, pero si estás planeando embarazarte pronto o ya estás embarazada, es importante que sepas que el sobrepeso es uno de los principales factores de riesgo para sufrir diabetes gestacional, lo que puede afectar tu salud y la de tu bebé.
En México, este mal afecta a 8.6% de las mujeres gestantes, debido a que presentan sobrepeso antes del embarazo o a que suben en promedio de 9 a 12 kilos durante esta etapa, según datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de Nayarit.

“La diabetes gestacional es la enfermedad en la que los niveles de glucosa (azúcar) en la sangre están muy altos. Aparece por primera vez durante el embarazo y por lo regular, desaparece después del parto”, señala el documento “Diabetes y embarazo” de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

Protege a tu hijo

En muchas ocasiones, las mujeres que sufren este mal no lo saben, pues no reporta síntomas, por lo que es importante que estés atenta a tu salud. Se trata de una afección grave que predispone para padecer diabetes tipo 2, favorece el aumento de la presión arterial y daña al niño.

El National Diabetes Information Clearinghouse de Estados Unidos, señala en su documento “Lo que usted debe saber de la diabetes gestacional” que puede haber diversas repercusiones para el bebé, entre ellas:

  • Nacer muy grande y con demasiada grasa, lo que puede generar un parto difícil y riesgoso.
  • Causarle un nivel bajo de glucosa al nacer.
  • Sufrir de problemas respiratorios.
  • Acrecentar la posibilidad de que más adelante padezca diabetes.

Comstock/Thinkstock
El mejor aliado

Para detectar de forma oportuna y mantener la glucosa en los niveles deseados, es importante acudir regularmente al ginecólogo, quien puede indicar diversas formas de tratamiento.

Éstas pueden incluir: una dieta especial creada por un especialista, en la que se recomiende exactamente qué alimentos comer, cuánto y cuándo ingerirlos, para que la alimentación esté balanceada; actividad física como caminar o nadar; exámenes diarios de niveles de glucosa e incluso, de ser necesario, inyecciones de insulina.

A pesar de que hay diversas estrategias para mantener la salud de la mujer y la del bebé, lo mejor es la prevención. De ahí la importancia de que mantengas un estilo de vida saludable, lleves una dieta balanceada, estés en tu peso ideal y realices ejercicio frecuentemente. Recuerda: cuidándote, proteges a tu familia.

También podría gustarte
Comentarios