Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Dolor de espalda

Digital Vision/Adam Gault/ThinkstockContrario a lo que la mayoría de la gente cree, el dolor de espalda no es una condición propia de las personas mayores o de uno u otro género, ya que puede afectar a todos los individuos sin importar si se trata de niños, jóvenes, mujeres, hombres o ancianos.

Estadísticas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), indican que en México, al menos 8 de cada 10 adultos sufren dolor de espalda, (también llamado lumbalgia), en algún momento de su vida y de ellos el 30% lo padece de manera crónica (por más de 3 meses), recurrente (las molestias son intermitentes) o permanente.

Las molestias
En la mayoría de los casos el dolor de espalda no tiene origen grave y desaparece en poco tiempo. Sin embargo, quienes lo padecen lo describen como una molestia continua y punzante que ocasiona rigidez y dificultad para estar quieto o moverse. Además, imposibilita la realización de labores y ello puede ser desesperante.

También es importante señalar que la mayoría de los dolores de espalda se relacionan con tensión, torcedura de un músculo, cargar objetos pesados o recibir golpes a causa de accidentes o durante la práctica deportiva. Aunque menos común, incluso es posible que la razón del problema sea el aprisionamiento del nervio ciático en la espina dorsal, que produce dolor en glúteos, piernas y rodillas.
Hemera/Thinkstock
Los riesgos
Como hemos dicho, cualquier persona puede sufrir dolor de espalda, pero hay factores que aumentan el riesgo de padecerlo:
Mala condición física. Es más común entre quienes no realizan ejercicio con regularidad.

Aumento de peso. El sobrepeso, ocasionado por dieta alta en calorías y con escasa actividad física, puede hacer que la espalda se esfuerce demasiado y cause dolor.

Sobreesfuerzo.
Levantar, empujar y/o jalar objetos pesados hace que la columna vertebral y músculos sean exigidos, por lo que se eleva el riesgo de sufrir una lesión. De igual forma, trabajar en un escritorio sin mantener la espalda recta puede tener iguales consecuencias.

Edad. Tanto por envejecimiento como por malos hábitos, sabemos que el dolor de espalda empieza a ser más común e intenso a partir de los 30 o 40 años de edad.

Padecer enfermedades. Algunos trastornos reumáticos, como artritis o inflamación de las articulaciones y cáncer, pueden desencadenar dolor de espalda.

Fumar. Las personas que consumen cigarrillos son más propensas a este problema, debido a que su cuerpo no es capaz de llevar suficientes nutrientes a las articulaciones de la espalda, sin olvidar que la tos del fumador genera lenta, pero constante lesión de espalda.

También podría gustarte
Comentarios